Archivo de Público
Lunes, 4 de Enero de 2010

Javier Cámara afirma que "no soy capaz de hacer dos cosas a la vez"

EFE ·04/01/2010 - 11:35h

EFE - En España es muy frecuente que los actores simultaneen el teatro con la televisión o el cine, pero ese no es el caso de Javier Cámara, que interpretará "La Realidad", de Tom Stoppard, volcado en alma y cuerpo en el proyecto, y es que, dice humilde, él es "limitado" y no es capaz de hacer dos cosas a la vez. En la fotografía, Cámara, durante un ensayo de la obra.

En España es muy frecuente que los actores simultaneen el teatro con la televisión o el cine, pero ese no es el caso de Javier Cámara, que interpretará "La Realidad", de Tom Stoppard, volcado en alma y cuerpo en el proyecto, y es que, dice humilde, él es "limitado" y no es capaz de hacer dos cosas a la vez.

"Lo he intentado y no he hecho ninguna de las dos bien. Me da la sensación de que soy bastante limitado, y no lo digo porque sea un perfeccionista sino por incapacidad" reconoce en una entrevista con EFE en un descanso de los ensayos de "La Realidad" (The Real Thing), que se estrenará en el Teatro María Guerrero el próximo 28 de enero.

"A mí lo que me apetece es disfrutar en los ensayos con el resto de actores, repasar, estudiar, dedicarme en cuerpo y alma al proyecto. Sé que muchos compañeros, sobre todo actrices, son capaces de hacer varias cosas a la vez y hacerlo muy bien. Yo, simplemente, no sé", revela.

Cámara (Albeda de Iregua, La Rioja, 1967) debutó profesionalmente, allá por 1991, en el teatro, con un "papelito" que le dio Miguel Narros en "El caballero de Olmedo", pero no se ha prodigado en la escena porque "sólo" ha actuado en "El desdén con el desdén" y "Como en las mejores familias", hace ya seis años.

Mientras, en cine ha hecho de "lo mejor" con "los mejores", con "taquillazos" como "Torrente, el brazo tonto de la ley" o las aclamadas "Hable con ella" o "La vida secreta de las palabras", y en televisión ha sido durante tres temporadas el "distraído" de "Siete vidas" y, recientemente, el combativo abogado de "Lex".

"Me era muy difícil decir que no a 'La Realidad', porque admiro mucho a Stoppard; nunca había actuado en el María Guerrero; sólo estará en cartel seis semanas y no habrá gira; me lo ofreció Natalia Menéndez, con la que trabajé en su montaje de final de carrera y acabo de terminar 'Que se mueran los feos' -que se estrenará el 23 de abril- y hasta mayo no empezaré con otra cosa", enumera.

Es, en definitiva, la obra adecuada en el momento preciso y lo dice exultante y feliz ante este "regalazo de Navidad" que Natalia Menéndez les ofreció a María Pujalte y a él.

El actor subraya que Stoppard -guionista de "Shakespeare in love" o "Brazil"- juega en esta obra, estrenada en 1982, "al teatro dentro del teatro" con un dominio "magistral" de la arquitectura dramática y, a la vez, con una implicación personal que quizá explique por qué está considerada una de las mejores piezas británicas de finales del siglo XX.

Stoppard, dice Cámara, "está detrás de cada frase, juzgándose a sí mismo constantemente, en completa transformación. El texto sorprende desde el punto de vista interpretativo y porque habla de forma apabullante de todo, de la televisión, del teatro, de la política... pero también de la pareja y del amor como pocas veces se ha hecho".

El autor hace "un recorrido maravilloso" por todos los procesos del amor, "de cuando uno deja, de cuando le dejan, del dolor de descubrir hasta dónde se puede llegar y de lo que uno está dispuesto a hacer, y además es todo tan actual...", se admira Cámara.

El ejercicio de introspección que hizo Stoppard, al que hasta entonces se le había "criticado" que "sólo" pusiera "cabeza" en sus creaciones y no "corazón", también les está "enseñando cosas" a los intérpretes.

Los actores protagonistas -Cámara, Pujalte, Juan Codina y Arantxa Aranguren- se están llevando "lo suyo", afirma, porque la obra les recuerda "mucho" a ellos mismos y a sus propias experiencias.

"Solo hay que visitar a una pareja y ver que se están matando, preguntarles al mes que qué tal les va y responderte que nunca han sido más felices. ¿Cuál es la realidad, tu sensación de aquel día o lo que ellos te cuentan?", resume.

Por Concha Barrigós.