Archivo de Público
Lunes, 4 de Enero de 2010

La familia del presunto terrorista del vuelo a Detroit viajará esta semana a EEUU para asistir al juicio

EFE ·04/01/2010 - 10:16h

EFE - Fotografía distribuida el lunes 28 de diciembre por la oficina de los U.S. Marshals de Detroit que muestra al nigeriano Umar Farouk Abdulmutallab, acusado por el Departamento de Justicia de Estados Unidos de intentar destruir un avión de Northwest que estaba a punto de aterrizar en Detroit, y de introducir un artefacto explosivo en su interior. EFE/Archivo

Familiares de Umar Farouk Abdulmutallab, el joven nigeriano acusado de intentar explotar un avión comercial con destino a Detroit el día de Navidad, viajarán esta semana a EEUU para presenciar su comparecencia ante la justicia, informó hoy el periódico local "Next".

"La familia ha finalizado todos los preparativos para volar a Detroit, EEUU, y asistir al juicio de Umar Farouk, que empieza el 8 de enero, según la información de que disponemos", dijo un miembro sin identificar de la familia del acusado.

Según el diario, a EEUU viajarán el padre del acusado, Alhaji Umar Mutallab, un reconocido financiero que recientemente se retiró de la presidencia del 'First Bank PLC' de Nigeria; la madre y otros miembros de la familia.

Umar Farouk Abdulmutallab, estudiante de 23 años actualmente bajo custodia federal en Milan (Michigan), está acusado de un intento fallido de volar en Detroit un avión procedente de Amsterdam con 278 pasajeros y once tripulantes a bordo, que de haberse concretado se hubiese convertido en el más grave atentado sobre suelo estadounidense desde el 11 de septiembre de 2001.

Por otra parte, la prensa local aseguró hoy, citando fuentes de la presidencia, que el padre del acusado no contó a las autoridades sus sospechas sobre los posibles contactos de su hijo con organizaciones terroristas, tal y como el propio Mutallab había afirmado con anterioridad.

La única evidencia conocida, afirmó la prensa local, es que Mutallab acudió a la embajada de EEUU para informar de la desaparición de su hijo sin facilitar ningún tipo de información acerca de sus afiliaciones o de su supuesto extremismo religioso.

Por último, los nigerianos están preocupados por el hecho de que el país haya sido incluido en la lista de naciones cuyos ciudadanos deberán ser sometidos a un mayor escrutinio en los aeropuertos estadounidenses.

"El caso del joven (Mutallab) no debería ser utilizado para juzgar a los nigerianos o para, de hecho, criminalizarlos a todos. Los nigerianos no son criminales", dijo ayer el ex presidente Olusegun Obasanjo.

"El hecho de que el chico cometiese un delito grave no quiere decir que todos los nigerianos sean terroristas o criminales", afirmó.