Archivo de Público
Lunes, 4 de Enero de 2010

La Fed defiende sus políticas y ve una lenta recuperación

Reuters ·04/01/2010 - 08:11h

Altos cargos de la Reserva Federal de Estados Unidos defendieron el domingo las políticas que llevaron a la reciente crisis financiera, alegando que hipotecas inusuales y el exceso de confianza en la subida de las casas, y no los bajos tipos de interés, alimentaron la burbuja en el sector inmobiliario.

Ante una conferencia de economistas en Atlanta, el presidente de la Fed, Ben Bernanke, dijo el domingo que la economía de Estados Unidos está empezando ahora a recuperarse de la recesión, y el vicepresidente del banco central, Donald Kohn, advirtió de que el ritmo de recuperación será lento.

Bernanke dijo que una enérgica regulación financiera habría sido la mejor manera para contener el boom inmobiliario que ayudó a causar la aguda recesión, pero señaló que los autores de las políticas no pueden evitar más la política monetaria para recortar el aumento del riesgo.

En un discurso en defensa de los bajos tipos de interés de principios de la década de 2000, una política que algunos dicen alentó un incremento en el valor de las viviendas, Bernanke dijo que un alza de tipos podría haber sido no efectivo para controlar la escalada en el precio de las casas.

Bernanke y la Fed se enfrentan a duras críticas por no conseguir anticipar y prevenir la crisis.

El nombramiento de Bernanke para un segundo mandato se enfrenta a una inusual oposición y las responsabilidades de la Fed podrían ser restringidas si las propuestas de miembros del Congreso se transforman en ley.

El jefe de la Fed dijo, sin embargo, que quienes toman decisiones en política monetaria no pueden eliminar el incremento de tipos de su arsenal para prevenir crisis futuras.

"Si no se hacen reformas adecuadas, o si se hacen pero demuestran ser insuficientes para prevenir peligrosos aumentos de riesgos financieros, debemos permanecer abiertos a usar la política monetaria como una herramienta complementaria para atender aquellos riesgos", dijo.

Bernanke reconoció que los esfuerzos de la Fed y otros reguladores que comenzaron en 2005 se dieron demasiado tarde o fueron insuficientes como para desacelerar la burbuja inmobiliaria.

"La lección que puedo extraer de esta experiencia no es que las regulaciones financieras sean inefectivas para controlar los riesgos emergentes, sino que su ejecución debe ser mejor y más rápida", indicó.