Archivo de Público
Lunes, 4 de Enero de 2010

Ahmadineyad llega a Tayikistán para promover la cooperación energética y militar

EFE ·04/01/2010 - 08:47h

EFE - El presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad. EFE/Archivo

El presidente de Irán, Mahmud Ahmadineyad, llegó hoy a Tayikistán para promover la cooperación militar, energética y las inversiones en este país centroasiático, con el que los iraníes comparten raíces culturales persas.

Ahmadineyad firmará varios acuerdos económicos y militares durante la visita oficial de dos días a este país, según informó la Cancillería tayika.

El presidente tayiko, Emomalí Rajmón, recibirá a Ahmadineyad, con el que ya se reunió en Dusambé durante las anteriores visitas del líder iraní en 2008 y 2006.

Rajmón, que a su vez visitó Teherán en marzo pasado, planteará a su colega iraní la necesidad de acelerar la construcción en el río Vajsh de la central hidroeléctrica de Sangtuda-2, de 220 megavatios de potencia.

Irán aporta 180 millones de dólares de los 220 en los que se ha estimado el coste del proyecto, pero en los últimos meses las obras se han ralentizado lo que preocupa a Tayikistán, que sufre una grave escasez de suministros de energía.

En 2006 ambos presidentes inauguraron la central Sangtuda-1 de 760 megavatios y que cubre el 12 por ciento de la necesidades tayikas de energía eléctrica.

Ahmadineyad visitará la central de Sagntuda-2 y también se desplazará al túnel de Istiklol que está siendo tendido en la carretera que une la capital con la ciudad de Judzhand, en el norte de este país, fronterizo con Afganistán.

Irán, el tercer mayor inversor en este país, tras Rusia y China, fue uno de los pocos que concedió asistencia financiera a Tayikistán durante la guerra civil que dejó más de 100.000 muertos (1992-97) y el país en ruinas.

Según la Cancillería, los líderes iraní y tayiko también hablarán sobre la situación en Afganistán, con la que Tayikistán comparte más de 1.300 kilómetros de frontera.

En un intento de incrementar su presencia en Asia Central, Ahmadineyad ha visitado en varias ocasiones la región en los últimos años y solicitado su ingreso en la Organización de Cooperación de Shanghai, que acoge a rusos, chinos y centroasiáticos.