Archivo de Público
Lunes, 4 de Enero de 2010

Salgado critica las trabas de las CCAA a las cajas

Confía en que antes del verano se hayan acometido las fusiones en el sector

EFE ·04/01/2010 - 00:10h

La ministra califica de hipócrita la postura del PP. - D. POZO

La vicepresidenta segunda del Gobierno, Elena Salgado, recriminó ayer a las comunidades autónomas que estén dificultando el necesario proceso de fusiones de cajas de ahorros. Pese a esta "resistencia", la ministra se mostró convencida de que antes del verano habrá concluido la reestructuración del sector porque "todo el mundo tiene ya las cartas sobre la mesa".

"Todas las cajas saben cuáles son sus puntos fuertes, cuáles los débiles y quién podría completar esas debilidades sin atacar los puntos fuertes", señaló la vicepresidenta en una entrevista concedida a Efe, y añadió: "Lo último que falta en muchos casos es la decisión política y esta no debería tardar más de seis meses".

Al margen de crtiticar las reticencias políticas, la ministra también mandó un recado a las propias entidades, a las que advirtió de que el año que ahora comienza va a ser difícil "si no se toman medidas". Por si no quedó claro su mensaje, apostilló: "Confío en que todos hayamos aprendido la lección con Caja Castilla La Mancha y que no haya necesidad de que el Banco de España vuelva a intervenir alguna entidad".

El mensaje de la ministra, que se mostró a favor de que el Banco de España lance avisos cuando los procesos se retrasan, no es gratuito, ya que recientemente el organismo supervisor tuvo que amenazar a Cajasur con una intervención si no aceptaba las condiciones que Unicaja estaba imponiendo en la fusión de ambas.

Por otra parte, la ministra calificó de "hipócrita" la actitud del PP con el nuevo modelo de financiación autonómica, ya que no lo secundó en el Congreso de los Diputados pero sí lo han apoyado algunas comunidades gobernadas por este partido. Pese a su crítica, aseguró sentirse "feliz" por el respaldo regional. Sobre la posibilidad de que algunas comunidades lo recurran ante el Tribunal Constitucional, dijo no sentirse "preocupada".