Archivo de Público
Lunes, 4 de Enero de 2010

La subida de impuestos para los bonus tendrá poco efecto

El cambio anunciado sólo afectará a pagas muy puntuales y a los blindajes por despido

A. M. V. ·04/01/2010 - 08:00h

La subida de impuestos a los bonus que prevé la futura Ley de Economía Sostenible va a tener escaso resultado. "No va afectar ni al 5% de los directivos de empresas cotizadas", dice Sergi Pérez, de la consultora Hay Group.

El cambio fijará un tope máximo de 600.000 euros a una ventaja fiscal que desde 2003 permite a retribuciones excepcionales y no periódicas tributar al 25,8%, en lugar de al 43% (el marginal máximo para las rentas más altas).

La mayoría de bonus que cobran los grandes ejecutivos españoles son recurrentes (van ligados a planes plurianuales o a objetivos), por lo que no pueden acogerse a esa reducción y tributan al 43%. La excepción, explica Ignacio Acosta, socio del área Fiscal de Deloitte, son las multimillonarias indemnizaciones por despido. Por su carácter "claramente excepcional" sí se verán afectadas. La CNMV ha pedido limitar estos blindajes.

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, defendió en el Congreso que el cambio tributario implica una "exigencia más fuerte" que la normativa de Reino Unido. Este año, el fisco británico retendrá un 50% a los bonus de la banca que superen los 27.000 euros y elevará al 50% (frente al actual 40%) el tipo máximo del IRPF. Zapatero argumenta que el impuesto británico (que Francia también estudia implantar) sólo durará un año, mientras que el cambio en España es indefinido. Acosta cree que la medida británica "va a tener un efecto recaudatorio muy superior" a la española, opinión que comparte María Antonia del Río, de KPMG, para quien el efecto del cambio fiscal en las arcas públicas (que el Ministerio de Economía no cuantifica) va a ser "limitado".