Archivo de Público
Domingo, 3 de Enero de 2010

El Parlamento iraní debatirá rebajar relaciones con Londres por "interferencia"

EFE ·03/01/2010 - 19:04h

EFE - El senador estadounidense John Kerry. EFE/Archivo

El Parlamento iraní debatirá de nuevo si reduce o no las relaciones diplomáticas con el Reino Unido debido a la "interferencia" de ese país en los asuntos internos de la República Islámica, anunció hoy una fuente de la cámara.

El diputado Mehdi Sanaein, miembro del comité de Asuntos Exteriores del Parlamento, declaró a la agencia de noticias local Fars que la idea es disminuir las relaciones "al nivel de encargado de negocios".

El Parlamento iraní ya debatió la opción de modificar las relaciones con el Reino Unido el pasado verano tras las multitudinarias protestas populares contra la reelección del presidente Mahmud Ahmadineyad, que la oposición ha calificado de "fraudulenta".

Durante la represión de las mismas, Irán expulsó al corresponsal de la televisión pública británica BBC, John Leyne, a quien acusó de promover los disturbios.

Además, detuvo a nueve empleados locales del embajada británica en Teherán, acusados de promover "la conspiración", y ordenó la salida del país a dos diplomáticos del Reino Unido en respuesta a una acción similar de Londres.

Las relaciones diplomáticas volvieron a deteriorarse la semana pasada después de que el ministro británico de Exteriores, David Miliband, criticara con dureza la violenta represión de las protestas de la oposición el día sagrado de "Ashura", en las que murieron al menos ocho personas, según cifras oficiales.

Días después, su colega iraní, Manoucher Mottaki, afirmó que el Gobierno de Londres recibiría "un bofetón en la boca" si no ponía fin a este tipo de declaraciones.

Además, el ministerio iraní de Asuntos Exteriores convocó al embajador del Reino Unido en Teherán para presentarle una queja formal de su Gobierno.

El miércoles, durante una manifestación pro gubernamental organizada por el régimen, un grupo de personas se congregó frente a la legación británica en la capital iraní para exigir la expulsión del embajador.