Archivo de Público
Domingo, 3 de Enero de 2010

Sony estudia dedicar una parte de su planta en Cataluña a las renovables

EFE ·03/01/2010 - 12:43h

EFE - El grupo Sony España tiene en marcha un estudio para dedicar una parte de la actividad de su planta en Cataluña, en la localidad de Viladecavalls (Barcelona), a las energías renovables, según han avanzado a Efe fuentes del sector de electrónica de consumo. EFE/Archivo

El grupo Sony España tiene en marcha un estudio para dedicar una parte de la actividad de su planta en Cataluña, en la localidad de Viladecavalls (Barcelona), a las energías renovables, según han avanzado a Efe fuentes del sector de electrónica de consumo.

Portavoces de Sony han declinado hacer declaraciones, pero las mismas fuentes han señalado que el estudio contempla dedicar una parte de las instalaciones de Viladecavalls a la fabricación de placas solares.

Se trata de un estudio y no de una decisión firme ya que una iniciativa de este tipo ha de ser presentada por la filial española a Japón y se ha de aprobar desde la central de multinacional nipona en Tokio.

La fábrica catalana de Sony, en la que trabajan unas 2.500 personas incluyendo temporales, es la planta de electrónica de consumo más importante que todavía fabrica en España y en ella se fabrican y exportan televisores a países europeos como Portugal, Italia o Francia.

Sin embargo, la presión de países con menores costes de mano de obra está obligando a las planta de electrónica de consumo en toda Europa Occidental a buscar alternativas para garantizar las actividad industrial y en esta línea se enmarca el estudio para la factoría de Sony en España.

Es la primera vez que un estudio de este estilo se lleva a cabo con la planta en pleno funcionamiento, ya que en la mayoría de los casos se trata de grupos que arrastran crisis largas y por ello estos proyectos no acaban de consolidarse.

En el caso del estudio de Sony se trataría de un proyecto de fabricar placas solares a medio y largo plazo en la planta española y sólo en una parte de sus instalaciones.

Sony España produce en Viladecavalls alrededor de 1,5 millones de televisores al año y la intención del grupo es seguir centrados en esta actividad de manera inmediata.

En sus últimos resultados, Sony España ha obtenido en el ejercicio fiscal 2008, que cerró el pasado 31 de marzo, un beneficio neto de 7 millones de euros, un 70% menos que en 2007, cuando ganó 23,4 millones, debido al retroceso del mercado y a la caída del precio de los televisores de pantalla plana.

La multinacional japonesa también ha visto reducida en este último año fiscal su facturación, que ha pasado de los 2.491 millones de 2007 a los 2.148 de 2008, un 13,5% menos, en un contexto de caída general del consumo tanto en España como en Europa y de hecho la recuperación de Alemania y Francia podría beneficiar las exportaciones en el próximo ejercicio.

Durante el pasado año la multinacional se comprometió a mantener la continuidad de la planta española hasta finales del 2010, en un contexto en el que cerró tres factorías: una planta en Pittsburg (EEUU), otra en Dax (Francia) y otra en Japón.

A cambio la filial española redujo su plantilla en unas 290 personas en el último año, un centenar de ellas a través de bajas voluntarias y prejubilaciones acordadas con los sindicatos de la factoría de Viladecavalls.

Los trabajadores también aceptaron congelar sus salarios los años 2009 y 2010, como parte de lo que el director general para España, Pedro Navarrete definió en su día como "un ejercicio de responsabilidad social".

Sony España defiende que la tesis de que en la electrónica de consumo el ciclo de los productos se ha acortado hasta períodos de cuatro meses y que, por tanto, garantizar dos años de futuro de la planta supone pensar a medio plazo.