Archivo de Público
Domingo, 3 de Enero de 2010

Una avería en el Centro de Control de Canarias deja sin luz a sus ocho aeropuertos

EFE ·03/01/2010 - 15:15h

EFE - Vista general del aeropuerto Tenerife-Sur Reina Sofía. EFE/Archivo

Una avería en el Centro de Control Aéreo de Canarias ha dejado hoy sin suministro eléctrico a sus ochos aeropuertos entre las 11.30 y las 11.52 horas (hora local), lo que ha obligado a suspender las operaciones de aterrizaje y despegue durante ese intervalo, han informado fuentes de AENA.

Las fuentes han señalado a Efe que se desconoce por el momento la causa de la avería, que ha afectado a las conexiones aéreas y a los vuelos con destino a Sudamérica que ocupan el espacio aéreo de Canarias.

Así mismo, AENA ha informado de que la avería ha obligado a una nueva regulación del tráfico aéreo y que se está dando salida a los vuelos con más celeridad para tratar de aminorar las demoras, así como de que se espera que en varias horas se recupere la normalidad.

En el caso de Tenerife como en el de Gran Canaria, cada cinco minutos se están produciendo las salidas y aterrizajes de vuelos con el fin de recuperar la normalidad lo antes posible, han explicado las fuentes de AENA.

En el momento de producirse la avería, había 43 vuelos pendientes de salir de los aeropuertos de Canarias: cinco de Fuerteventura, cinco de Tenerife norte, 10 en Lanzarote, 11 en Gran Canaria, 11 en Tenerife sur y uno en La Palma.

Los de La Gomera y El Hierro, sin embargo, no tuvieron problemas en las operaciones al no haber programadas salidas ni llegadas durante el tiempo que estuvieron los aeropuertos sin fluido eléctrico.

AENA recomienda a los usuarios que consulten su página web para conocer nuevas salidas y llegadas estimadas de los vuelos, ya que se actualiza constantemente.

Hasta que se produjo la avería, los aeropuertos operaban con normalidad tanto en las salidas como las llegadas, han indicado las fuentes, que han señalado también que el fallo se resolvió cuando se iba a activar el equipo de emergencia, por lo que finalmente este no fue necesario.