Sábado, 15 de Diciembre de 2007

La película estonia "Sugisball" gana la Estrella de Oro de Marraquech

EFE ·15/12/2007 - 17:16h

EFE - El director estadounidense Abel Ferrara posa para la prensa durante el pase gráfico de la película "Go Go Tales", hoy miércoles 23 de mayo de 2007 en la 60ª edición del Festival de Cine de Cannes, Francia.

Marraquech (Marruecos) 15 dic (EFE).- La película estonia "Sügisball" (Pelota de otoño) (2007) fue la gran ganadora del Festival Internacinal de Cine de Marraquech al recibir la Estrella de Oro en la ceremonia de clausura celebrada esta noche en el Palacio de Congresos de la ciudad marroquí.

El director estonio Veiko Ounpuu recibió de manos de la famosa actriz francesa Catherine Deneuve el galardón, que reconoce el mejor trabajo de las quince cintas, cada una de diferentes países, que concurrieron a la sección oficial del certamen.

La cinta, que narra momentos de la vida de seis personas que habitan en unas torres construidas en la era soviética, ya fue premiada este año en el concurso de nuevas tendencias u "Orizzonti" de la sexagésimo cuarta edición del Festival de Cine de Venecia (Italia).

A su vez, fueron entregados otros tres premios, entre ellos el del Jurado del Festival, presidido por el cineasta checo Milos Forman, que en esta ocasión recayó en dos cintas: "Kremen" (El duro de corazón), del realizador ruso Alexey Mizgirev, y "Tirador", del filipino Brillante Ma Mendoza.

Los premios a la Mejor interpretación masculina y femenina, respectivamente, fueron para el actor finlandés Tommi Korpela, por la película finlandesa "Miehen Työ" (El trabajo de un hombre), del director Aleksi Salmenperä, y para la actriz surcoreana Yu Yun-mi, por el filme surcoreano "Geomen Tangyi Sonyeo Oi" (Con un chica de tierra negra), del director Jeon Soo-il.

La ceremonia de clausura concluyó con la proyección de la película "The Neighbor", del director estadounidense Eddie O'Flaherty, que puso el punto y final a un certamen en el que se proyectaron un total de 110 películas de 23 países.

El Festival, que rindió homenajes al actor Leonardo Di Caprio y a los realizadores el marroquí Mustapha Derkaoui, el japonés Shinji Aoyama y el estadounidense Abel Ferrara, se volcó, sobre todo, en el conocido como el Hollywood árabe en el ciclo de los "Cien Años del Cine Egipcio".

Cientos de jóvenes marroquíes se agolparon en el exterior del Palacio de Congresos, sede del certamen, en la apertura oficial del centenario del cine egipcio, para poder ver de cerca y tomar fotografías de grandes estrellas del Hollywood árabe.

Ese día, para el mundo árabe y Marruecos, concretamente, fue el más importante de la muestra, a pesar de que en días previos habían acudido grandes figuras del cine como el ya habitual en la cita de Marraquech el director Martin Scorsese, y el actor Matt Dillon.

Los actores egipcios como Khaled Saleh, Nour El Sherif y Salah Essaadani, y las actrices de la talla de Boussy Servinaz Kadry, Mona Zaki, Ilham Shahin y Yousra Mohamed Hafiz Selim eclipsaron el cielo para los marroquíes, que ven un gran volumen de películas egipcias.

Los veteranos cineastas egipcios Inas Dghidi, Mohamed Adel Mohamed Emam y Ossama Girgesfawzy Shenouda, entre otros, también recibieron calurosos aplausos de incondicionales fans que trataban de inmortalizar el momento con sus teléfonos móviles.

Asimismo, la muestra tuvo un espacio para el cine marroquí, que en la actualidad cuenta con un gran auge tras la crisis de la década de los 80, y también para recordar parte de la obra del director italiano Michelangelo Antonioni, el productor tunecino Ahmed Baha Attia y el cineasta sueco Ingmar Bergman, que fallecieron en 2007.

Pero, un año más, el certamen, dispersó las proyecciones en salas de cine como Le Colisée, Rif y Saada, y ante todo ha logrado mantener a la caída del sol la cita más popular con el cine que se celebra en la famosa Jemá el Fna, ubicada en la zona de la Medina de Marraquech.