Archivo de Público
Domingo, 3 de Enero de 2010

La violencia de género se cobra la primera víctima del 2010

El hombre ha sido detenido por asfixiar a su mujer en su casa de El Cuervo (Sevilla)

PUBLICO. ES / EFE ·03/01/2010 - 12:16h

Un vecino de la localidad sevillana de El Cuervo, de 54 años y cuya identidad se corresponde con las iniciales J.M.C.E., ha sido detenido por la Guardia Civil por haber asfixiado a su mujer, según han informado a Efe fuentes de la Guardia Civil.

El propio detenido avisó a la Policía Local de la localidad a las cuatro de la madrugada, asegurando que había matado a su mujer, de modo que una patrulla acudió a su vivienda y, al comprobar la veracidad de los hechos, alertó a la Guardia Civil, que se ha hecho cargo de la investigación del caso.

Las iniciales de la fallecida son J.R.Z., de 45 años, pareja del presunto homicida y también vecina de El Cuervo.

La mujer se había separado de éste en varias ocasiones y había regresado con él hace un par de meses, según fuentes de la Policía Local consultadas por Efe.

La víctima, la primera de la violencia doméstica en 2010 en España, no había presentado ninguna denuncia contra su pareja ni había sido atendida por los servicios sociales de la localidad, según confirmó la concejal de Igualdad y Bienestar Social de El Cuervo, Inmaculada Cordero.

Mientras tanto, se espera el informe forense que determine con exactitud cómo murió la mujer.

Número de atención a la mujer maltratada 016

Desavenencias con sus hijos

Un vecino de la mujer que ha sido asfixiada esta madrugada presuntamente por su marido en la localidad sevillana de El Cuervo ha declarado a EFE que el presunto agresor tenía desavenencias también con sus hijos, dos varones de edades cercanas a los 20 años.

El hombre, vecino de la pareja desde hace años y familiar lejano del presunto agresor, asegura que "los hijos tenían mucho que reprochar" a Juan Manuel C.E., de 54 años, debido a que éste abandonaba la vivienda familiar durante meses tras mantener alguna discusión con su esposa.

Según su vecino, Josefa R.Z., de 45 años y primera víctima de la violencia doméstica en España en 2010, se encontraba en tratamiento desde hace tiempo por depresión, y su esposo atravesaba también un "estado depresivo" en los últimos días.