Archivo de Público
Domingo, 3 de Enero de 2010

Salgado "ve dispuestos a los bancos a dar más créditos", pero "hay que decírselo"

La ministra cree que la mejora de la situación económica y la recuperación del consumo también hará que "más proyectos sean viables"

PÚBLICO.ES / EFE ·03/01/2010 - 11:58h

EFE - La ministra de Economía, Elena Salgado.

La vicepresidenta segunda del Gobierno, Elena Salgado, se ha mostrado convencida —en una entrevista con EFE— de que la mejora de la situación económica y la recuperación del consumo también hará que "más proyectos sean viables de aquí en adelante".

Salgado ha admitido que sigue siendo necesario instar al sector financiero a que haga más esfuerzos por otorgar créditos, y si bien "les veo dispuestos (a dar más créditos), hay que decírselo".

La ministra ha defendido en esta labor la figura de los "facilitadores de crédito" creada por el Ejecutivo para revisar las solicitudes de préstamos previamente rechazados por las entidades y que también se utiliza en otros países como Francia y Alemania.

El Gobierno, insiste, no puede "sustituir" la valoración de riesgos que hace una entidad financiera "ni tampoco" puede obligarla a prestar, porque "la alternativa a esa obligación sería un aval del cien por cien" a los préstamos por parte de la Administración y "esto no está al alcance ni tampoco sería razonable".

"Nosotros podemos ayudar avalando porcentajes de una determinada operación y un porcentaje global de todas las operaciones de una entidad financiera y eso es lo que hacemos", dice Salgado, quien admite que en muchas entidades la valoración de los riesgos se hace "con instrucciones generales".

Por eso, añade, hay que colaborar con el sector para revisar las solicitudes e instarle a que las mire "con más atención", para procurar que algunos clientes, sobre todo las empresas pequeñas, consigan una "segunda oportunidad" y tengan un crédito.

Las Cajas hacen los deberes

Salgado cree que las cajas de ahorro están "haciendo los deberes" en el proceso de reestructuración financiera, aunque "algunas" comunidades autónomas "se resisten un poco" a éste.

La ministra se ha mostrado convencida de que el proceso de fusiones e integraciones de entidades financieras habrá concluido en este primer semestre del año porque "todo el mundo tiene ya las cartas sobre la mesa".

"Todas las cajas saben cuáles son sus puntos fuertes"

"Todas las cajas saben cuáles son sus puntos fuertes, cuáles los débiles, quién podría completar esas debilidades sin atacar los puntos fuertes", señaló la ministra de Economía, quien añadió que en muchos casos "lo último que falta es la decisión política" y ésta "no debería tardar más de seis meses".

Salgado espera, por otro lado, que "todos hayamos aprendido la lección" con Caja Castilla La Mancha y que "no haya necesidad de que el Banco de España (BE) vuelva a intervenir alguna entidad".

No obstante advierte de que este año que empieza va a ser "difícil" para algunas cajas "si no se toman medidas", porque el negocio inmobiliario no va a crecer, los márgenes se van a estrechar dado que los tipos de interés son mucho más bajos y los costes por el momento no han disminuido.

La ministra ve "razonable" que el Banco de España esté atento a las negociaciones y lance avisos cuando los procesos se retrasen. "Si las negociaciones se prolongan de manera indefinida es razonable que se ponga un plazo", apunta.

Fórmulas de reestructuración

En cuanto a las fórmulas de reestructuración, Salgado cree que la del Sistema Institucional de Protección (SIP) -fusiones en las que cada entidad tiene un rating único y una sola supervisión por parte del BE pero cada una mantiene su personalidad jurídica independiente- es "en principio un instrumento adecuado".

"No siempre es posible solucionar con ellos (los SIP) todos los problemas, depende de la situación de partida de cada caja, pero en muchos casos es un instrumento adecuado y perfectamente suficiente", apunta la vicepresidenta segunda, quien recuerda que esta fórmula se creó en Europa y no sólo se utiliza en España.

Lo importante, en su opinión, es que "el conjunto" de entidades que se integra bajo este instrumento "gana solvencia y robustez", porque "se ponen activos en común y se comparten también los riesgos", y por eso "puede ser una solución perfectamente adecuada".

 

La "hipocresía" del PP

Salgado, considera una "gran hipocresía" la actitud del PP respecto al nuevo modelo de financiación autonómica.

No obstante, en una entrevista con Efe, la ministra de Economía dice que se siente "feliz" de que las comunidades gobernadas por el PP hayan apoyado el sistema de financiación, pese a que insiste en que "sería mejor que lo hubiesen hecho también en el Parlamento".

Las autonomías del PP se abstuvieron en la reunión del 15 de julio del Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) que acordó el nuevo modelo, a la vez que este partido en el Congreso votó en contra de las leyes que sustentan el sistema.

A juicio de Salgado, el modelo aporta unos 11.700 millones de euros adicionales y es más justo que el anterior porque permite la actualización automática conforme cambian las cifras de población.

"Así es que creo que hubiera sido más leal decir que sí en el Parlamento, pero a estas incoherencias nos tienen acostumbrados" -el PP-, precisa Salgado.