Archivo de Público
Domingo, 3 de Enero de 2010

Un grupo vinculado a Al Qaeda en Irak asume la autoría del atentado de Ramadi

EFE ·03/01/2010 - 10:47h

EFE - Las fuerzas de seguridad vigilan tras un doble atentado en la ciudad de Ramadi. EFE/Archivo

Un conglomerado de grupos armados liderado por Al Qaeda en Irak asumió hoy en un comunicado la autoría del doble atentado del pasado 30 de diciembre contra la sede de la gobernación de Al Anbar, en Ramadi, en el que murieron 25 personas.

En una nota difundida por una página web empleada habitualmente por estos grupos terroristas, el conocido como Estado Islámico de Irak aseguró que "dos amigos y soldados de Dios pudieron penetrar en la sede del gobierno y de las fuerzas de seguridad de la provincia de Al Anbar".

El comunicado, cuya veracidad no ha podido ser confirmada, agrega que el doble atentado coincidió con una reunión de los dirigentes de las fuerzas de seguridad dirigida a "acabar con los monoteístas y luchar contra los musulmanes de esta provincia".

Un primer atentado fue perpetrado con un coche-bomba junto al edificio de la gobernación, mientras que el segundo fue cometido por un guardaespaldas del gobernador que detonó la carga de explosivos que llevaba adosada al cuerpo.

Un día después del ataque, en el que el gobernador, Qasem Mohamed, resulto herido, fue destituido el jefe provincial de la policía, Tareq Yusef Asal, que acusó a Al Qaeda de estar involucrada.

La nota difundida hoy y firmada por el Ministerio de Información del Estado Islámico de Irak, relata cómo el primer atentado con coche bomba fue perpetrado por un suicida que logró penetrar en el perímetro de seguridad y detonar la carga explosiva junto a las patrullas que protegían a los altos cargos de seguridad.

El comunicado añade que con esta explosión se allanó el camino para el segundo terrorista "que se sumergió en el grupo de apóstatas", detonara la carga que llevaba adosada al cuerpo cerca del gobernador.

Este es el cuarto atentado sangriento que asume esta alianza terrorista en los últimos meses.

El último de ellos ocurrió el pasado 8 de diciembre y en él murieron 125 personas y otro medio millar resultó herido.