Archivo de Público
Domingo, 3 de Enero de 2010

Caja Duero y Caja España volverán a reunirse hoy para ultimar la fusión

EFE ·03/01/2010 - 07:22h

EFE - El presidente de Caja España, Santos Llamas (c) acompañado de los miembros del Consejo de Administración de la Entidad. EFE/Archivo

Caja Duero y Caja España volverán a reunirse hoy en Tordesillas (Valladolid) para ultimar su fusión, tal y como advirtieron el pasado martes los representantes del Banco de España y de la Junta de Castilla y León, según han confirmado a Efe fuentes de las entidades.

El cuarto encuentro entre las dos cajas castellanoleonesas volverá a ser en el Parador de Tordesillas, el mismo lugar donde se produjo el último desencuentro el lunes pasado.

Sin embargo, dos días después, el pasado miércoles, los consejos de administración de las dos cajas decidieron retomar el camino de la negociación para hacer caso a las advertencias lanzadas por el Banco de España y la Junta de Castilla y León.

A la reunión de este domingo por la tarde volverán a sentarse las dos comisiones negociadoras de ambas cajas, compuestas por cuatro y seis miembros, de Caja España y Caja Duero, respectivamente.

Según dichas fuentes, mañana tratarán, una vez más, de repartir los órganos de dirección de la futura caja, una discusión que ya llevó a la ruptura de las negociaciones el pasado día 28.

La postura firme del Banco de España ha llevado a los consejos de administración de ambas cajas a proponer la continuación de las conversaciones, aunque falta por saber si las comisiones de negociación cederán en sus planteamientos iniciales.

Por Caja España se pretende que en León esté la sede social, es decir, la presidencia, la asamblea general y la secretaría; además de una parte de los servicios centrales, entre los que destacaría el departamento informático, y un dirección general adjunta, lo que crearía una dirección bicéfala de la futura caja.

Por su parte, desde Caja Duero se insistía en mantener en Salamanca la sede organizativa, compuesta por todos los servicios centrales de las dos cajas, con todas las direcciones generales, es decir, una organización con una sola dirección general; y la obra social de la futura entidad.

Esta diferencia de criterio se resumía, según fuentes de Caja Duero, en "conceptos organizativos diferentes", ya que desde esta caja se quiere insistir en que es la mejor colocada económicamente para hacer frente a una posible fusión.

Hoy se conocerá si las dos comisiones negociadoras tienen las manos libres para discutir la organización de la futura caja o si, por el contrario, siguen defendiendo las posturas de sus consejos de administración.