Viernes, 28 de Septiembre de 2007

Garzón y Guevara testigos juicio amenazas de Bilbao, expulsado alterar orden

Agencia EFE ·28/09/2007 - 17:12h

Agencia EFE - El etarra Ignacio Bilbao Goikoetxea, durante el juicio celebrado hoy en la Audiencia Nacional por amenazar al presidente del tribunal, Alfonso Guevara, durante un juicio que se siguió contra él el 7 de septiembre de 2006 por amenazas terroristas al juez Baltasar Garzón, hechos por los que el fiscal solicitó para él catorce años de prisión y una multa de 39.000 euros. EFE

Los jueces Baltasar Garzón y Alfonso Guevara testificaron hoy en el juicio contra el etarra Ignacio Bilbao, que fue expulsado de la sala al alterar el orden, por amenazar al segundo magistrado durante una vista que se siguió contra él en 2006, hechos por los que el fiscal pidió 14 años de cárcel.

La fiscal de la Audiencia Nacional Blanca Rodríguez, que elevó a definitiva su petición de 14 años de prisión para Bilbao por el delito de amenazas terroristas, decidió no pedir la apertura de un nuevo procedimiento al etarra -sí la acusación popular, que ejerció la AVT- porque, aunque éste tuvo que ser expulsado de la sala por su actitud insultante, consideró que "si su voluntad era amenazar no lo ha conseguido" porque ha abandonado el juicio.

El etarra, nada más entrar en la sala blindada expresó su deseo de marcharse y dijo no reconocer al Tribunal que le juzgaba, al que calificó de "fascista" y "represor", una actitud que fue reprendida por el presidente del Tribunal, Fernando Bermúdez de la Fuente, y tras un forcejeo con la policía que le custodiaba fue conducido a los calabozos.

Unos diez minutos después, fue conducido de nuevo ante el tribunal para leerle sus derechos y comunicarle los delitos de los que se le acusaba y él continuó con insultos al presidente del tribunal como "cobarde", "torturador" y "asesino" y su conducta desafiante -pegó una patada al cristal de la sala blindada-, por lo que volvió a ser sacado de allí.

Los hechos que hoy se juzgaban ocurrieron durante la vista oral que se celebró el 7 de septiembre de 2006 contra Bilbao por haber amenazado al juez instructor de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón en su despacho cuando éste trataba de tomarle declaración el 8 de mayo de 2003.

Entre las amenazas que profirió entonces contra Guevara, aseguró que el día que le echara "mano" le iba "a meter siete tiros", además de decirle que le iba a "arrancar la piel a tiras, cabrón, ven aquí. Tú ven aquí, fascista de mierda, ven tú aquí si tienes huevos, enano, borracho, cabrón".

Mientras, a Garzón, que ese día también comparecía como testigo, le gritó, entre otras cosas, que no se olvidaba de él y que pensaba cumplir sus amenazas.

En la sesión de hoy, ambos fueron preguntados sobre si se sintieron coaccionados, a lo que Garzón, el primero en comparecer y que dijo haber sido amenazado por Bilbao en tres ocasiones diferentes, respondió que "objetivamente" eran amenazas, pero "por mi trabajo como juez tengo la obligación de hacer lo que hago y lo seguiré haciendo".

Alfonso Guevara, magistrado de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, explicó que se sintió "amedrentado" por las palabras de Bilbao, aunque no en ese momento porque si así hubiera sido, añadió, habría abandonado la vista "por dignidad profesional".

No obstante, al analizar posteriormente lo sucedido sí se sintió intimidado por lo que pudiera ocurrirle a él o su familia, ya que la persona que pronunció esas amenazas era un miembro de ETA con capacidad para cumplirlas.

Ninguno de los dos jueces reclamó indemnización alguna por estos hechos, por los que, además de los catorce años de cárcel, la fiscal solicitó para Bilbao una multa de 39.000 euros por los delitos de desórdenes públicos e injurias.

En el turno de última palabra, el etarra fue trasladado por tercera vez a la sala blindada y afirmó creer "en la lucha armada como única solución para la liberación de los pueblos" y dijo en euskera: "viva la lucha armada". EFE