Archivo de Público
Sábado, 2 de Enero de 2010

Remite la nieve y el viento, pero vuelven las lluvias

El temporal mantiene cortadas 16 carreteras andaluzas y cerrados dos puertos en Castilla

AGENCIAS ·02/01/2010 - 20:44h

EFE - Las intensas lluvias caídas en los últimos días en la cuenca alta del Águeda.

El temporal de viento y nieve dará una tregua durante este domingo, aunque las lluvias volverán a hacer acto de presencia en la mayor parte de la Península. El tiempo tiende a normalizarse después de que este sábado todas las comunidades excepto Canarias comenzaran 2010 en alerta.

A pesar de la mejora del tiempo, las provincias de A Coruña y Pontevedra estarán este domingo en alerta amarilla por fuerte viento, pudiendo llegar a registrarse rachas de hasta 80 kilómetros por hora. El Pirineo oscense también está en alerta amarilla por riesgo de aludes.

El noroeste peninsular registrará una importante nubosidad que dejará precipitaciones débiles. Las lluvias se desplazarán de noroeste a sureste por toda la Península, aunque serán menos probables cuanto más al sureste. Las precipitaciones podrían llegar a ser localmente persistentes en el suroeste de Galicia y en el sur del Sistema Central.

Problemas de circulación

El sol brilló este sábado en Andalucía después de una semana de lluvias persistentes, pero 16 carreteras se mantienen aún cerradas en la comunidad, según informó la Dirección General de Tráfico. Las mayores incidencias se presentan en la provincia de Cádiz con diez vías cortadas.

En la red nacional permanece cortada la N-630 en Huelva, en ambos sentidos, a la altura de Santa Olalla de Cala, por causa de las fuertes lluvias de las últimas jornadas. En la red secundaria, las lluvias siguen manteniendo cerradas carreteras de Almería, en Ohanes y Alcolea; en Cádiz, a su paso por Bornos, Jerez de la Frontera, Olvera, Paterna de Rivera y Zahara, y en Córdoba, en La Rambla.

En Castilla-León, por causa de la nieve, se mantienen cerrados los puertos de El Manquillo (Burgos) y Fuente de la Cuevas (León). Es obligatorio el uso de cadenas para transitar por diversos puertos de montaña de la red secundaria también en las provincias de Burgos y León.