Archivo de Público
Domingo, 3 de Enero de 2010

Alicia madura con Burton

El cineasta estadounidense retoma el mito del País de las Maravillas en la obra más esperada de un año repleto de títulos que pueden hacer historia

CARLOS PRIETO ·03/01/2010 - 08:00h


Alicia vuelve a las andadas. Primero se metió en una madriguera siguiendo la pista de un conejo blanco y, seis meses más tarde, atravesó un espejo. Allí entabló amistad con seres tan extraños como un gato con una sonrisa enigmática, una oruga prepotente o un bebé con cabeza de cerdo. Sus padres tenían motivos para estar preocupados. En defensa de la chiquilla podría alegarse que entonces sólo tenía 7 años. Vale, pero, ¿cómo explicamos ahora que Alicia siga con la misma cantinela con 19 años recién cumplidos?

Para conocer la respuesta a esta pregunta deberán esperar hasta el 5 de marzo, cuando se estrena la nueva película de Tim Burton, Alicia en el país de las maravillas, la historia más esperada de un año cargado de estrenos potentes.

El filme no es una adaptación estricta, sino más bien una nueva aventura

Empecemos con Tim Burton. Poca gente duda de que si hay un hombre capaz de filmar la versión definitiva del doble clásico de Lewis Carroll Alicia en el país de las maravillas (1865) y Alicia a través del espejo (1891) ese es Mister Burton, autor de fantasías inolvidables como Bitelchús (1988) o Eduardo Manostijeras (1999). Estaba claro que el cineasta, dueño de un universo propio reconocible a primera vista, no se iba a limitar a recrear los increíbles mundos de Carroll. Ni siquiera se puede decir que su filme sea una adaptación en sentido estricto, sino más bien la tercera parte de las psicodélicas aventuras de Alicia.

Los puristas se pueden ir preparando. La niña se ha convertido en una mujer hecha y derecha. Y Burton tampoco ha dudado a la hora de mezclar a su antojo personajes del díptico de Carroll. Sin ir más lejos, en el filme habrá una soberana rodeada de naipes, pero su aspecto es más parecido al de la Reina Roja de Alicia a través del espejo, que al de la mítica Reina de Corazones. Y las distorsiones burtonianas de la historia original no se acabarán aquí (eso sí, los fans de Carroll pueden respirar tranquilos: habrá madriguera y conejo blanco).

Para ayudarle a trasladar a la Alicia de Carroll al siglo XXI, Burton contará con su troupe habitual. Johnny Depp dará vida al enloquecido Sombrerero Loco, al que, en palabras de Burton, tratará de "humanizar". Helena Bonham Carter, cuya cabeza en pantalla será tres veces más grande que la real, será la nueva Reina Roja. Completarán el reparto Anne Hathaway (Reina Blanca), Christopher Lee (que pondrá voz al dragón Jabberwok) y la debutante Mia Wasikowska, "una Alicia con problemas para encajar en la encorsetada Inglaterra victoriana", en definición del director.

"El objetivo es intentar hacer una película atractiva en la que se combinen la frescura y psicología de nuestra época respetando la naturaleza clásica del relato", ha explicado Burton. Si fracasa en su intento, siempre nos quedaran el resto de filmes que se estrenarán en 2010. Repasemos algunos de los más destacados.

El director quiere «refrescar el relato respetando su naturaleza clásica»

Los blockbusters

Cuando Robert Downey Jr. fue arrestado en 1996 por posesión de cocaína, heroína y crack, algunos vaticinaron que su carrera estaba acabada. Opinión que volvió a escucharse cada vez que el actor visitaba, con regularidad prusiana, juzgados y comisarías. Pero, en una de esas resurrecciones tan del gusto de Hollywood, Robert ha acabado convirtiéndose en una mina de oro. Y 2010 puede volver a ser su año.

El pasado fin de semana se estrenó en EEUU su último filme, Sherlock Holmes, que llegará a España el próximo 15 de enero. Y lo hizo a lo grande: 73 millones de dólares en sus primeros cuatro días en taquilla. Pero esto no es todo. El actor estrenará el 30 de marzo Iron Man 2, de Jon Favreau, que también huele a taquillazo gordo: su primera parte fue la segunda película más vista en EEUU en 2008 (recaudó 318 millones de dólares).

Pero como no sólo de Robert vive el cine masivo, también habrá que estar pendiente de las inevitables continuaciones de sagas exitosas: Sex and the City 2 (Michael Patrick King, 6 de abril), Shreck 4, felices para siempre (Mike Mitchell, 9 de julio), Jackass 3-D (Jeff Tremaine, 22 de octubre) y Harry Potter y las reliquias de la muerte (David Yates, 19 de noviembre), pondrán a prueba la fidelidad de los espectadores.

 Taquillazo de autor

Hay quien piensa que todos los taquillazos de los grandes estudios dejan mucho que desear. Para cerrarles la boca, Hollywood también dejará sitio en 2010 a algunos de los directores que han dignificado en los últimos años la maltrecha imagen del cine comercial estadounidense contemporáneo.

Tras el éxito de El caballero oscuro, Christopher Nolan aparca momentáneamente la saga de Batman para dirigir a Leonardo DiCaprio en el thriller Origen (23 de julio). M. Night Shyamalan, director de El protegido y El sexto sentido, vuelve a la carga con el filme de aventuras Airbender. El último guerrero (6 de agosto). Zack Snyder, realizador de 300 y Watchmen, estrenará Guardians of GaHoole (12 de diciembre).

El célebre Ridley Scott (que, no nos engañemos, hace mucho que perdió la inspiración de Blade Runner y Alien), presentará Robin Hood (14 de mayo). Pero si hay un hombre sobre el que están puestas todas las esperanzas es el británico Paul Greengrass, responsable de las alucinantes dos últimas partes de la saga de acción de Jason Bourne. Greengrass volverá a aliarse con Matt Damon en el thriller bélico sobre el Irak ocupado Green Zone.

La lucha por los Oscar

Hollywood suele concentrar los estrenos destinados al público adulto en las semanas previas a la ceremonia de entrega de los Oscar (7 de marzo). Si hacemos caso a las nominaciones de los Globos de Oro, este año encabezan la carrera para obtener la estatuilla dorada The Hurt Locker (29 de enero), la controvertida incursión en Irak de Kathryn Bigelow; Up in the Air (22 de enero), de Jason Reitman, la historia de un experto en recorte de personal (George Clooney) que huye de toda atadura vital; Invictus (22 de enero), nueva obra del incombustible y legendario Clint Eastwood, que, esta vez, posa su mirada en Nelson Mandela y Nine (22 de enero), el musical de Rob Marshall con una estelar Penélope Cruz.

Además, también habrá que estar atentos a la nueva obra de los hermanos Coen, Un tipo serio (8 de enero), una comedia maliciosa sobre la hecatombe vital de un judío americano de clase media. Por último, en 2010 también podremos ver las nuevas películas de dos clásicos del cine estadounidense que ya tienen un Oscar en su estantería: Woody Allen (You Will a Meet a Tall Dark Strange) y Martin Scorsese (Shutter Island).

La ola europea

Más vale tarde que nunca. En 2010 llegarán a España algunas de las películas europeas de autor que más dieron que hablar el año pasado en los festivales internacionales. Abrirá el fuego Michael Haneke con La cinta blanca (15 de enero), ganadora de la Palma de Oro. El director austriaco batió en Cannes a El profeta (26 de febrero), del francés Jacques Audiàrd, un demoledor drama carcelario que ha dejado con la boca abierta a media Europa. Para acabar, la directora británica Andrea Arnold estrenará el drama realista Fish Tank (12 de marzo) y la austriaca Jessica Hausner la milagrosa Lourdes (31 de marzo), que asombró en la Mostra y se hizo con el premio gordo en el Festival de Cine Europeo de Sevilla. Que empiece la fiesta, por favor.