Archivo de Público
Sábado, 2 de Enero de 2010

El Parlamento afgano rechaza a 17 de los 24 ministros de Karzai

Reuters ·02/01/2010 - 16:18h

El Parlamento de Afganistán asestó el sábado un doloroso revés político al presidente Hamid Karzai cuando rechazó a 17 de los 24 nombres que había propuesto para formar su Gabinete, entre ellos al menos dos estrechos aliados suyos y el poderoso ex comandante de guerrilla Ismail Jan.

Las carteras de Justicia, Comercio, Energía, Economía, Salud Pública y Comunicaciones estaban entre los puestos que se quedarán sin titular después de que los parlamentarios hicieran uso de una rara oportunidad de demostrar su poder político en contra de Karzai.

"Karzai no tuvo éxito antes de las elecciones presidenciales y no ha tenido éxito después de las elecciones. Su elección y su decisión no es correcta para el Parlamento y no es correcta para el país", dijo Ahmad Shah Ahmadzai, un antiguo primer ministro.

"El presidente debería renunciar ahora, debe renunciar".

La aprobación del Gabinete es una de las pocas áreas en las que el Parlamento tiene un verdadero poder para que el Ejecutivo dé cuentas sobre su labor.

En un momento en el que la seguridad y los problemas de corrupción están empeorando drásticamente, los parlamentarios parecen haber estado saboreando su influencia, interrogando a ministros durante más de una semana sobre políticas pasadas y planes futuros.

El sistema de voto secreto creó especulaciones sobre la compra de votos por parte de ministros, pero también ha animado a los votos contra figuras poderosas como Jan.

El Parlamento permaneció abierto durante seis horas adicionales para finalizar el laborioso proceso de recuento de votos. Muchos ministros habían considerado el proceso de confirmación como poco más que una mera formalidad, pero se encontraron inmersos en un tenso drama político.

Las papeletas del "Sí" y "No" de cada ministro fueron escrutadas delante del Parlamento y la sesión se alargó hasta la noche. Uno de los candidatos fue rechazado por un margen de sólo dos votos.

Las nominaciones de Karzai mantenían a muchos ministros clave en puestos que habían tenido antes de las elecciones presidenciales del otoño. Muchos de sus defensores occidentales estaban satisfechos por el mantenimiento de tecnócratas, pero sus críticos dijeron que el presidente estaba reciclando viejos nombres en un momento en el que le país necesitaba nuevas ideas.

El rechazo más sonado del Parlamento fue para Ismail Jan, un conocido líder de la guerrilla contra la ex Unión Soviética y comandante antitalibán que también ha ocupado el cargo de ministro de Energía.

Jan es impopular entre muchos legisladores por su papel en una época en que Afganistán estuvo dividido por la guerra civil.

Entre los estrechos aliados de Karzai rechazados estaban el candidato para Sanidad Pública, Sayed Mohammad Amin Fatimi, y el elegido para Comunicaciones, Amirzai Sangeen. La única mujer candidata, Husn Bano Ghazanfar, también fue rechazada.