Archivo de Público
Sábado, 2 de Enero de 2010

La siniestralidad en las carreteras cae a mínimos históricos

Reuters ·02/01/2010 - 13:40h

Los accidentes de tráfico se cobraron un total de 1.897 vidas en 2009, una cifra histórica que confirma una tendencia continua en la caída en la siniestralidad de las carreteras españolas, según informó el sábado el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba.

"Habría que retroceder hasta 1964 para encontrar un año en el que hubiera habido menos de 2.000 muertos, con la salvedad evidente de que el número de automóviles era incomparablemente menor", dijo el ministro en una rueda de prensa, señalando que entonces había 2 millones de coches en España y ahora esa cifra se elevaba a 30 millones.

Con respecto a 2008, el número de muertos cayó el año pasado un 13 por ciento (283 menos), dijo Rubalcaba, que subrayó que los desplazamientos habían crecido sin embargo un 0,8 por ciento.

Por número de accidentes, en 2009 hubo 1.690 siniestros mortales, frente a los 1.928 del año previo.

El ministro recordó que era el sexto año consecutivo en que se producía una caída del número de muertos en carretera.

"(La reducción se produjo) en todos los tramos horarios, en todas las edades, y también en todo tipo de vehículos, en motos y en automóvil .(...) se trata de un descenso my consistente (...) Marca una tendencia clarísima ya absolutamente evidente", declaró.

Respecto a los motoristas, en 2009 fallecieron 283, lo que supone 24 menos que el año anterior (-7,8 por ciento).

5,2 MUERTOS AL DÍA

Las cifras de siniestralidad en las carreteras españolas han registrado un continuo descenso en los últimos años gracias, entre otros factores, a la introducción del carné por puntos y la reforma del Código Penal.

En seis años la cifra de muertos en carretera se ha reducido un 52,5%, ya que en 2003 se registraron 4.000 fallecidos en accidentes de tráfico.

La media de personas que fallece diariamente en accidentes de carretera ha pasado de los 11 muertos diarios que había en 2003 a una cifra de 5,2 en 2009.

Rubalcaba destacó el factor de la concienciación de los conductores para explicar la caída constante de las cifras de siniestralidad.

"Los españoles conducen mejor, son más precavidos", declaró, añadiendo que las mayores reducciones del número de fallecidos se habían registrado entre los jóvenes.

A pesar de este aumento de la concienciación con respecto a la seguridad vial, el 21 por ciento de los fallecidos en turismos no llevaba puesto el cinturón, y el 3 por ciento de los motoristas no llevaba casco, según las cifras de la Dirección General de Tráfico.

El ministro subrayó como uno de los elementos significativos de las cifras de 2009 el hecho de que hubiera habido cinco días en los que no hubo ningún fallecido en las carreteras, mientras que desde 1993 sólo había habido en total cuatro días sin muertos por el tráfico.

"Es un dato que tiene un valor simbólico y ayuda a entender lo que está pasando", declaró.