Archivo de Público
Sábado, 2 de Enero de 2010

Yemen dice que no tolerará a grupos "terroristas" en el país

Reuters ·02/01/2010 - 10:36h

El Gobierno yemení dijo el sábado que no tolerará ninguna actividad "terrorista" en su territorio, después de que insurgentes somalíes afirmaran estar preparados para enviar refuerzos a Al Qaeda en Yemen.

El ministro de Asuntos Exteriores, Abubakr al Qirbi, dijo a una agencia de noticias de Yemen que estaba sorprendido por la declaración del grupo somalí.

"En lugar de amenazar con exportar el terrorismo a otros (países), deberían ayudar a lograr la seguridad y estabilidad en su propio país, destruido por la guerra", dijo Al Qirbi a la agencia Saba News.

El grupo rebelde islamista de Somalia Al Shabaab dijo el viernes que estaba preparado para enviar combatientes a ayudar a Al Qaeda en Yemen si Estados Unidos lanzaba ataques en su contra.

"Yemen no tolerará a ningún elemento terrorista en su territorio y estará preparado para responder a cualquiera que pretenda interferir en su seguridad y estabilidad", afirmó Qirbi.

Al Qaeda en la Península Arábiga, la rama en Yemen de la red de Osama Bin Laden, se atribuyó la responsabilidad del atentado fallido del nigeriano Umar Faruk Abdulmutalab en un avión con destino Detroit con 300 personas a bordo el día de Navidad.

El grupo islamista dijo que la acción era en represalia por el apoyo de Estados Unidos al Gobierno yemení. Washington ha incrementado su ayuda en entrenamiento, inteligencia y equipos para las fuerzas yemeníes, y el mes pasado los ayudó a lanzar redadas contra supuestos militantes de Al Qaeda.

El principal programa público del Pentágono para Yemen contó con un importante aumento de fondos, situándose en 67 millones de dólares (unos 47 millones de euros) en 2009, frente a los 4,6 millones de dólares destinados en el año fiscal 2006. La cifra no incluye cobertura para la asistencia clasificada que Estados Unidos ha ofrecido.

El sábado, un responsable yemení dio la bienvenida a la invitación del primer ministro británico, Gordon Brown, de realizar una reunión el 28 de enero en Londres para abordar la creciente radicalización en Yemen. Las negociaciones se desarrollarán en paralelo a una conferencia internacional sobre Afganistán el mismo día.

"Este es un paso en la dirección correcta para intensificar los esfuerzos internacionales y apoyar el desarrollo de Yemen", indicó el responsable a Saba News.

Además del desafío de Al Qaeda, Yemen se enfrenta a una rebelión separatista en el sur y una insurgencia de rebeldes de una secta minoritaria chií en el norte.