Archivo de Público
Sábado, 2 de Enero de 2010

Mueren 18 guerrilleros en un bombardeo del Ejército en Colombia

Reuters ·02/01/2010 - 10:04h

Al menos 18 guerrilleros de las FARC murieron el viernes en un bombardeo de la Fuerza Aérea a un campamento en una zona selvática del sur del país, en donde decenas de rebeldes festejaban la llegada del año nuevo, informó el Ministerio de Defensa.

La operación militar se realizó en zona rural del municipio de Vista Hermosa, en el departamento del Meta, una de las regiones del país claves para la producción de cocaína y en donde las izquierdistas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) aún mantienen una fuerte presencia.

El ataque aéreo se realizó cuando un grupo de guerrilleros se reunía en medio de la selva para celebrar la llegada del año nuevo, dijo un oficial del Ejército cercano a la operación.

El ministro de Defensa, Gabriel Silva, aseguró que el resultado de la operación demostraba el compromiso de los efectivos de las Fuerzas Militares para combatir a la guerrilla, el narcotráfico y el terrorismo, incluso durante las celebraciones navideñas.

"Mientras todos los colombianos celebran en familia sus fiestas de fin de año nuestros soldados mantienen su compromiso de enfrentar el narcoterrorismo en las selvas del país", dijo el ministro.

"Este golpe de año nuevo a las FARC demuestra que la Política de Seguridad Democrática sigue adelante, avanza y se consolida cada vez más", agregó.

GUERRILLEROS SE RINDEN

Después del bombardeo aéreo, tropas del Ejército asaltaron el campamento y se desató un combate durante el que se rindieron 15 guerrilleros.

Las tropas confiscaron 25 fusiles, municiones, explosivos y otro material del grupo rebelde.

en agosto de 2002 - una ofensiva militar sin precedentes contra la guerrilla, que cuenta con el apoyo de Estados Unidos, y que obligó a los rebeldes a un repliegue estratégico a apartadas zonas montañosas y selváticas.

La ofensiva ha provocado la deserción de miles de guerrilleros y ha debilitado la capacidad militar de las FARC, que pasó de 17.000 a unos 9.000 combatientes, según fuentes de seguridad.

La estrategia ha permitido reducir los asesinatos, las masacres, los secuestros y los ataques contra la infraestructura económica del país.

No obstante, el grupo rebelde, considerado por Estados Unidos y la Unión Europea como una organización terrorista y que de acuerdo con el Gobierno de Colombia obtiene millonarios recursos del narcotráfico, mantiene presencia en zonas claves para la producción y el tráfico de cocaína, como el departamento del Meta.

En los últimos meses, las FARC han intensificado sus ataques contra las Fuerzas Armadas y las áreas urbanas, como parte de una estrategia para demostrar que no están derrotadas militarmente por Uribe y para ganar protagonismo en la antesala de las elecciones de 2010, según analistas.