Archivo de Público
Sábado, 2 de Enero de 2010

El rehén británico liberado en Irak se recupera en el Reino Unido

EFE ·02/01/2010 - 10:45h

EFE - En la imagen, el rehén británico liberado en Irak tras dos años y medio de cautiverio, Peter Moore, (c, con gorra negra), desciende del avión tras aterrizar en la base aérea británica de Brize Norton de la RAF en un vuelo especial.

Peter Moore, el rehén británico liberado el pasado miércoles en Irak empieza hoy a recuperarse de sus más de dos años de cautiverio en compañía de su familia en el Reino Unido, adonde llegó anoche procedente de Bagdad.

Moore, que pidió discreción en torno a su regreso, empezará ahora un programa de tratamientos médicos y psicológicos para ayudarle a superar el trauma, informa la agencia británica PA.

El consultor informático, secuestrado en Irak el 29 de mayo del 2007, aterrizó anoche en una base de la Real Fuerza Aérea (RAF) en Brize Norton, condado de Oxfordshire (sureste de Inglaterra).

Un portavoz del Ministerio de Exteriores dijo que Moore pasó la noche con su familia, que se ha declarado "encantada" con su regreso, y volverá "pausadamente a su vida".

Moore, de 37 años, fue secuestrado junto con cuatro guardaespaldas suyos en el Ministerio iraquí de Finanzas y Tecnología, en el centro de Bagdad.

Informaciones periodísticas afirmaban esta semana que el secuestro de los cinco británicos fue dirigido por la Guardia Revolucionaria de Irán, aunque el Foreign Office precisó que no había pruebas que sustentaran esa afirmación.

Moore trabajaba para la consultora de gestión estadounidense Bearingpoint, mientras que los guardaespaldas, tres de los cuales han sido entregados muertos (Jason Swindlehurst, Jason Creswell y Alec MacLachlan), habían sido contratados para velar por su seguridad.

De momento, se desconoce la situación del quinto secuestrado, Alan McMenemy, aunque el Gobierno británico teme que haya podido morir.

Los secuestradores, pertenecientes al grupo Resistencia Chií Islámica en Irak, vestían uniformes de las fuerzas de seguridad del país y llegaron en unos 40 coches policiales al Ministerio, situado fuera de la llamada "zona verde" de seguridad en Bagdad.

En febrero del año pasado, el canal árabe Al Arabiya emitió un vídeo en el que aparentemente aparecía Moore, quien pedía al primer ministro británico, Gordon Brown, que las fuerzas de la coalición liberaran a nueve iraquíes que tenían detenidos a cambio de la libertad de los cinco rehenes.

Según la prensa, Moore habría sido secuestrado porque iba a instalar un sistema informático que revelaría que una gran cantidad de ayuda económica internacional era desviada a grupos de milicianos iraníes en Irak.

Desde su liberación, el consultor ha declarado que, durante su cautiverio, le habían tratado en ocasiones "duramente", pero en los últimos meses le habían sometido a una especie de arresto domiciliario, en una habitación con aseo propio, televisión vía satélite, un portátil -aunque sin conexión- y una consola de videojuegos.