Archivo de Público
Sábado, 2 de Enero de 2010

Un atentado mata a 88 en un partido de voleibol en Pakistán

Reuters ·02/01/2010 - 09:23h

Un suicida con un todoterreno se hizo explotar el viernes durante un partido de voleibol en el noroeste de Pakistán, matando a 88 personas de una localidad que se ha opuesto a los talibanes, dijeron las autoridades.

Responsables policiales dijeron a Reuters que el suicida se inmoló mientras unos jóvenes jugaban al voleibol ante una multitud de espectadores entre los que había ancianos y niños, cerca de la localidad de Lakki Marwat.

"Es simplemente un desastre. Puedo ver cuerpos y heridos por todos lados", dijo a Reuters por teléfono Fazl-e-Akbar, un testigo del atentado.

"Está oscuro. Están usando los faros de los vehículos para buscar a las víctimas", añadió.

La explosión se produjo el mismo día que se realizaban protestas contra la violencia de extremistas vinculados a Al Qaeda en el país aliado de Estados Unidos.

El jefe de la policía local, Ayub Jan, dijo que el suicida se inmoló en el vehículo en el centro de la campo de juego y se cree que un segundo vehículo se dio a la fuga.

"Hemos retirado todos los cadáveres y a todos los heridos de entre los escombros", dijo Jan por teléfono a Reuters, señalando que el balance de muertos se elevaba a 88.

Muchas personas quedaron bajo los escombros de viviendas aledañas.

Jalid Israr, un responsable regional que habló por teléfono desde un hospital en el que se atendían heridos de la explosión, dijo que varios testigos recordaron haber visto al suicida conducir un vehículo en dirección al campo y hacerse explotar.

La posibilidad de un incremento de la violencia llega en un duro momento para el presidente paquistaní, Asif Ali Zardari, quien ya se enfrenta a presiones políticas por cargos de corrupción en contra de algunos de sus asesores.

El líder proestadounidense ha prometido que derrotará a los talibanes y a Al Qaeda, pero ambos grupos siguen desafiando y han matado a cientos de personas en atentados perpetrados desde octubre, a pesar de las ofensivas del Gobierno.

En una señal de la creciente preocupación por la seguridad, Naciones Unidas retirará a algunos de sus funcionarios de Pakistán, dijo el jueves una portavoz del organismo.