Archivo de Público
Sábado, 2 de Enero de 2010

La Comunidad de Madrid recuerda que lo rebajado debe cumplir todas las normas de calidad

EFE ·02/01/2010 - 09:20h

EFE - Una pareja conversa en la planta de caballeros de conocido centro comercial, en Madrid. EFE/Archivo

La Comunidad de Madrid ha recordado hoy, cuando la mayoría de los comercios comenzará el período de rebajas que se inició oficialmente ayer, que todos los productos rebajados deben cumplir todas las normas de calidad y etiquetados que los que no están en oferta.

Las rebajas de invierno, que se extenderán hasta el próximo 31 de marzo, comenzaron oficialmente ayer, aunque como fue festivo la mayoría de los establecimientos de la región las aplicarán hoy.

Los madrileños gastarán en este período una media de 108 euros, un 10 por ciento menos que en la misma temporada de 2009, según una encuesta de la Federación de Usuarios-Consumidores Independientes (FUCI).

La Comunidad de Madrid ha recordado hoy a los consumidores que en las etiquetas de los productos rebajados es obligatorio que aparezca el doble precio, es decir, que figure tanto el precio anterior como el rebajado, o el porcentaje de rebaja.

Estos productos tienen que cumplir todas las normas de calidad y etiquetado que los no rebajados, y está prohibido ofertar como rebajados productos deteriorados.

Las fechas del período de rebajas deben exhibirse en el establecimiento en sitio visible al público, y el comercio que las anuncie debe tener, como mínimo, la mitad de sus productos rebajados.

Además, los artículos deben haber sido expuestos durante, al menos, un mes antes de esas fechas, por lo que no se pueden sacar a la venta artículos señalados como rebaja expresamente para esta época.

La Dirección General de Consumo de la Comunidad ha recordado que la normativa especifica que los productos en rebajas tienen también una garantía de dos años.

Respecto a la forma de pago, ésta debe ser la misma que el resto del año, a no ser que el vendedor especifique lo contrario en un cartel bien visible.

En caso de contradicciones en la información facilitada al público, por ejemplo, que el cartel diga una cosa y el tique otra, prevalece la opción más favorable para el consumidor.

La Comunidad ha precisado que ningún establecimiento está obligado a aceptar tarjetas de crédito, salvo que lo publicite expresamente, y que tampoco es obligatorio que el comerciante cambie un artículo o reembolse el dinero del producto salvo defecto de origen.

En caso de tener que reclamar, el consumidor puede dirigirse a la Dirección General de Comercio de la Comunidad de Madrid, que es el organismo competente para resolver las quejas relacionadas con las rebajas.

También pueden canalizar su reclamación a través de la oficina de información al consumidor de su Ayuntamiento o realizarla por internet en la página "www.madrid.org".

Para consultas o dudas se puede consultar la misma página web o llamar al teléfono 012.