Archivo de Público
Sábado, 2 de Enero de 2010

Los talibanes paquistaníes reivindican el ataque contra la CIA en Afganistán

EFE ·02/01/2010 - 08:48h

EFE - Un miembro de las fuerzas de la OTAN monta guardia en el lugar donde explotó un carromato, en Kandahar (Afganistán). EFE/Archivo

Los talibanes paquistaníes se han atribuido la autoría del atentado suicida contra una base de EEUU en Afganistán que el pasado 30 de diciembre acabó con la vida de siete empleados de la CIA, informó hoy el rotativo paquistaní "Dawn", que cita a un destacado cabecilla de la insurgencia.

El comandante del Tehrik-e-Taliban Pakistan (TTP) Qari Husain, aseguró que el movimiento, que agrupa a diversas facciones talibanes del país, llevó a cabo el ataque para vengar la muerte del líder integrista paquistaní Baitulá Mehsud, quien falleció el pasado agosto en uno de los frecuentes ataques con misiles de EEUU.

Husain, que es instructor de terroristas suicidas, aseguró que el TTP difundirá próximamente a los medios un vídeo con imágenes del ataque, efectuado por el suicida Abu Dojana Jurasani contra una base estadounidense de la provincia afgana de Jost, según dijo.

De acuerdo con su versión, Jurasani había sido contratado por la CIA para ayudar a lanzar ataques contra el TTP en Pakistán, pero acabó aliándose con los insurgentes y prometiendo lealtad al actual líder talibán paquistaní, Hakimulá Mehsud.

En declaraciones a Efe, una fuente de la principal agencia de los servicios secretos (ISI) restó hoy credibilidad a esta reivindicación y la calificó de "bulo".

"El TTP también se atribuyó meses atrás un atentado en Nueva York. Ya están muy ocupados atacando en Pakistán y además sus relaciones con los talibanes afganos no son fáciles", expuso.

Sin embargo, el TTP tiene una fuerte presencia en la frontera afgano-paquistaní y nunca ha escondido que, pese a efectuar ataques en territorio paquistaní, la guerra contra las tropas extranjeras en Afganistán es también una prioridad para ellos.

El movimiento talibán afgano, comandado por el mulá Omar, reivindicó días atrás en un comunicado el atentado pero dio una versión diferente de los hechos al identificar al atacante como Samiulah y asegurar que era un soldado del Ejército de Afganistán.

Un portavoz de la red integrista Haqqani, que actúa en las provincias orientales de Afganistán, ofreció la misma versión que la insurgencia talibán afgana.

Según analistas y fuentes de inteligencia, la red Haqqani tiene fuerte presencia en la región tribal paquistaní de Waziristán del Norte, que linda con Jost y está considerada un feudo de una facción talibán no adscrita al TTP.