Sábado, 15 de Diciembre de 2007

España sale otra vez a flote

Wildeboer nada hoy los 100 metros espalda en busca de la cuarta medalla de la selección.

IGNACIO ROMO ·15/12/2007 - 21:41h

La natación española resucita en Hungría. Aschwin Wildeboer, el hermano pequeño de una familia de origen holandés afincada en Sabadell, ha subido ya dos veces al podio esta semana en los Europeos de piscina corta que se disputan en Debrecen (Hungría). Esta tarde aspira a lograr su tercera medalla en la prueba de los 100 metros espalda.

Wildeboer comenzó su extraordinaria actuación en el campeonato continental el pasado jueves en los 200 metros espalda. El nadador del C.N.Sabadell hizo historia en su primera final de la semana al poner fín a una plusmarca con 16 años de antigüedad y un propietario ilustre. En 1991, Martín López- Zubero, el héroe de Barcelona'92, había establecido con 1:52.51 en Gainesville (Estados Unidos) el récord de la distancia en piscina de 25 metros. Wildeboer lo rebajaba el jueves en 39 centésimas y se subía al tercer escalón del podio.

Segunda medalla

El espaldista catalán continuó el viernes con una tremenda exhibición de fuerza en la prueba más corta: los 50 metros espalda. Basta un dato. Aschwin ya poseía el récord de España de esta distancia pero lo ha rebajado tres veces en Hungría.

La primera de las tres plusmarcas en la distancia corta la estableció en el curso del relevo de 4x50 metros estilos (24.08) y posteriormente lo rebajó a 23.82 en semifinales. En la final de la prueba individual, Wildeboer situó ya el récord de forma definitiva en 23.75 y se colgó una nueva medalla, el bronce de los 50 espalda, que representaba la tercera española en estos campeonatos del Viejo Continente.

Aschwin Wildeboer está sorprendiendo a todos por su espectacular momento de forma actual. El pequeño de la saga holandesa no viajó a Hungría con expectativas de subir al podio -tan sólo se le podía atribuir alguna posibilidad en los 200 espalda- y ya tiene dos preseas en su haber.

Doble nacionalidad

En noviembre de 2006, la página web Swimnews divulgó que Aschwin Wildeboer había tomado la decisión de seguir el camino de Olaf y competir por Holanda. La familia posee la doble nacionalidad pero, en última instancia, Aschwin ha optado por competir bajo bandera española.

Con vistas a los Juegos Olímpicos de Pekín del verano próximo, Wildeboer se convierte en una de las grandes opciones de España a una plaza de finalista. Se trata de un escenario diferente y mucho más difícil que el de los Europeos, porque el de Sabadell tendrá que vérselas con los nadadores estadounidenses, en especial Aaron Peirsol ... y un tal Michael Phelps, el hombre que luchará por hacer historia en la capital china logrando ocho medallas de oro para superar la hazaña de Mark Spitz en los Juegos de 1972.

De momento, la próxima gran cita para Aschwin tiene lugar esta tarde. Saltará a la piscina de Debrecen -como siempre provisto de sus cascos para escuchar música- en busca de su tercera medalla, esta vez en la distancia intermedia, la de los 100 metros. Saldrá de espaldas, como siempre.

Noticias Relacionadas