Archivo de Público
Sábado, 2 de Enero de 2010

Sube a 19 el número de muertos en un deslizamiento de tierras que arrasó un hotel en Brasil

EFE ·02/01/2010 - 07:23h

EFE - Vista aérea de un deslizamiento de tierra que arrasó un pequeño hotel rural en Ilha Grande, orientado al turismo ecológico en los últimos años, a unos 150 kilómetros al suroeste de Río de Janeiro (Brasil).

El número de personas muertas en un deslizamiento de tierras que arrasó un pequeño hotel rural en Ilha Grande, a unos 150 kilómetros al suroeste de Río de Janeiro, se elevó a 19, según los últimos datos de fuentes oficiales.

El comandante de bomberos Pedro Machado señaló que el corrimiento se produjo a las 04.30 horas (6.30 GMT) y que afectó a quienes se encontraban descansando en la Pousada Sankai, situada en la playa del Bananal, una zona donde el acceso sólo es posible por mar, y que había sido rescatados 19 cadáveres.

Aunque en la residencia había alojadas varias decenas de personas, buena parte de ellas estaban fuera del edificio celebrando el Fin de Año.

Machado, desde el Bananal, agregó que en la zona trabajan unos 70 hombres, entre bomberos, la Marinha do Brasil y la Policía Militar de Río de Janeiro, que ha destacado varios helicópteros.

Estas muertes elevan a 29 el resultado de fallecidos por culpa de las intensas y contantes lluvias que han caído sobre el estado de Río de Janeiro durante el último día y medio.

La zona de la tragedia es una pequeña playa rodeada de frondosas colinas donde se puede apreciar en medio del intenso verde, el río marrón de toneladas de barro que, además de con el pequeño hotel, acabó con al menos otras tres casas.

El deslizamiento fue provocado por las intensas lluvias que castigaron el sureste de Brasil entre el miércoles y el viernes, y que sólo en el estado de Río de Janeiro mataron alrededor de a medio centenar de personas, a las que hay que sumar siete en Sao Paulo y tres en Minas Gerais.

Dado que por la fiesta de fin de año estaba llena la posada, considerada una de las más lujosas en esa pequeña isla de pescadores, se calcula que podría haber entre los escombros y el lodo otras dos decenas de víctimas.

Además, en Angra dos Reis, ciudad continental a pocos kilómetros frente a Ilha Grande y con la que integra un solo municipio, otro corrimiento de tierras mató al menos a once personas.