Archivo de Público
Sábado, 2 de Enero de 2010

Año nuevo, vida nueva para el Barça

Guardiola insta los suyos a saborear los logros alcanzados en 2009 y a trabajar "más y mejor" en 2010

RUT VILAR ·02/01/2010 - 17:00h

FERNANDO ZUERAS - Guardiola charla con Ibrahimovic en el entrenamiento que realizó el Barça en Nochevieja.

Se terminó. El triunfante 2009 ya es historia para el Barcelona que hoy vuelve a ponerse manos a la obra con la visita del Villarreal al Camp Nou (20 horas, GolTV). El año más glorioso de los anales del club se cerrará en los prolegómenos del partido ante el conjunto de La Plana en el primer compromiso de un mes de enero de máxima exigencia para los azulgrana, con la ofrenda a la afición de los seis trofeos conquistados. Los futbolistas que participaron en el triplete y que ya no están en el equipo también han sido invitados a este último festejo.

En este sentido el mensaje de Guardiola a sus jugadores es claro y exigente: "No quiero que se olviden de lo que han hecho, pero se cerró un ciclo de títulos. A partir de ahí, no hay que trabajar igual, sino más. Y mejor", sentenció el entrenador para añadir con tono optimista: "Lo que antes veía negro [como dijo en Abu Dabi cuando le preguntaron por el futuro del equipo] ahora lo veo gris claro, de mejor color".

Iniesta, con el alta

En lo estrictamente deportivo, el Barça defiende esta tarde el liderato ante un Villarreal en dinámica ascendente. Tras superar un pésimo inicio de temporada, el equipo que dirige Ernesto Valverde sumó tres victorias consecutivas en Liga antes del parón navideño.

El conjunto de La Plana llega al Camp Nou con la baja de Gonzalo Rodríguez, mientras que Bruno y Rossi son duda para hoy. "Será un partido abierto y muy atractivo para los aficionados; ambos queremos el balón", pronosticó Valverde sobre el duelo.

En el Barça, Iniesta recibió ayer el alta médica tras superar la lesión muscular que le impidió jugar la final del Mundial de Clubes. Keita y Jeffren siguen lesionados, mientras que Touré ya está concentración con Costa de Marfil para preparar la Copa de África. Messi, con permiso del técnico para alargar sus vacaciones, llega hoy a Barcelona y podría descansar.

Como ya viene siendo habitual, Guardiola no se escapó ayer de las preguntas sobre su renovación, aparcada de momento por voluntad del entrenador. "Ahora no toca hablar de eso dijo. Estoy encantado; en el lugar soñado. Hablaremos en el momento idóneo", concluyó.