Archivo de Público
Sábado, 2 de Enero de 2010

Casi 100 empresas públicas hacen mal sus cuentas

Economía reprende a varios organismos tras conocer sus informes de auditoría

BELÉN CARREÑO ·02/01/2010 - 08:00h

La vicepresidenta económica, Elena Salgado, ha llamado a los ministros para que corrijan los defectos.

La mayor empresa española, el Estado, tiene casi un centenar de sus filiales sociedades públicas operando con defectos de gestión. Así lo ha constatado el Ministerio de Economía tras conocer los informes de auditoría de 205 entidades públicas, a las que en 89 casos se les ha detectado irregularidades, y en seis se les ha dado un informe desfavorable o se les ha denegado por no facilitar los datos necesarios, cinco de ellos confederaciones hidrográficas.

Los 205 informes se realizaron sobre las cuentas de 2007, bien por la Intervención General del Estado o por auditores privados. En 2006 hubo el mismo número de empresas con salvedades.

Ministros llamados al orden

Según el informe presentado en el Consejo de Ministros del miércoles, la Vicepresidenta económica, Elena Salgado, ha emplazado a los ministros afectados a que adopten las medidas necesarias para subsanar las deficiencias reflejadas en estos controles y espera su "contribución para mejorar la situación".

Los ministerios con más deficiencias son Fomento e Industria, aunque también son los que aglutinan un mayor número de empresas públicas. El auditor advierte a varias de estas sociedades de que sus defectos contables son los mismos que en los años precedentes, pero felicita expresamente a la Seguridad Social por su trabajo a la hora de mejorar las deficiencias.

El informe subraya la "creciente externalización" de tareas "propias" de la Administración, lo que comporta contratación de personal que de otra manera serían funcionarios y dice que se "deduce falta de recursos humanos". Destaca el uso excesivo de este método por parte del ministerio de Medio Ambiente y de la Biblioteca Nacional y acusa a Industria de transferirse fondos públicos con Red.es.

Las cuentas auditadas son los del último año de bonanza económica, algo que se refleja en que el auditor encuentra "recursos ociosos" y gastos sin justificar, algo que seguro ya no existirá en las cuentas de la recesión.