Domingo, 16 de Diciembre de 2007

9-M: pendientes de 10 provincias claves

FERNANDO GAREA ·16/12/2007 - 07:30h

AFP - Mitin socialista en Barcelona, una de las provincias clave para la consecución de la mayoría en el Congreso de los Diputados en las próximas elecciones generales del 9 de marzo.

En diez circunscripciones electorales hay incertidumbre sobre 15 escaños que pueden determinar el color del Gobierno tras las elecciones generales del 9 de marzo.

Las provincias con escaños en el aire son Cádiz, Teruel, Las Palmas, Santa Cruz de Tenerife, León, Cuenca, Barcelona, Valencia, A Coruña y Madrid. Los 15 escaños que se pueden disputar en esas provincias podrían hacer, por ejemplo, que el PSOE pasara de los 164 actuales a una cómoda mayoría para gobernar o que el PP consiguiera dar el vuelco desde los 148 actuales (uno menos tras la marcha este año del tránsfuga Joaquín Calomarde).

Los socialistas barajan estos días una estimación de unos 170 escaños, con una ventaja entorno a los seis puntos, mejorando ligeramente los resultados de 2004, y los conservadores son conscientes de que su objetivo es superar al PSOE, con dificultades para pasar de los 160. En todo caso serían mayorías relativas y sólo podría llegar el PSOE a los 176 de la mayoría absoluta si le fueran favorables todas las batallas por los últimos escaños.

Si se cumplen las previsiones del PSOE, ese resultado le permitiría un amplio margen de maniobra, con distintas alternativas para sacar adelante cada iniciativa parlamentaria. En el caso del PP, la situación más favorable le dejaría, no obstante, con escaso margen para pactar sólo con CiU o con Coalición Canaria.

Fuentes socialistas y de la derecha coinciden en que puede producirse una polarización entre ambos, hasta el punto de que los dos crezcan en intención de voto.

19 provincias estancadas

Analizando los resultados de los comicios legislativos de 2004, los de las últimas municipales y las previsiones demoscópicas, especialmente las del Publiscopio de este periódico, hay otras 19 circunscripciones en las que es posible algún cambio de escaños, pero con menos probabilidad. Son Córdoba, Málaga, Sevilla, Zaragoza, Baleares, Burgos, Ciudad Real, Guadalajara, Girona, Lleida, Tarragona, Alicante,Lugo, Ourense, Pontevedra, Murcia, Guipúzcoa, Vizcaya y Cantabria.

En principio, el PP, como segundo partido, tiene más posibilidades de crecer y, por tanto, hay más circunscripciones en las que puede ganar escaños.

Por eso la diferencia de las campañas de ambos es que el PSOE busca consolidar y conservar sus resultados, subiendo en feudos clave para ellos, mientras que los conservadores planifican una campaña para rebañar escaños. El PP está en condiciones de ganarlos, con distintos grados de dificultad, en 16 provincias: Cádiz, Teruel, Tenerife, León, Barcelona, Madrid, Valencia, Girona, Lleida, Tarragona, Pontevedra, Málaga, Lugo, Burgos, Ciudad Real y Almería.

Cambios de censo

En Madrid puede ganar hasta dos escaños. Las expectativas del PP incluyen también como posibilidad Álava, Sevilla y Baleares, mientras que consideran imposible subir en Tarragona y muy difícil lograr que haya cambios a su favor en Burgos. En Almería gana un escaño casi con toda seguridad por el incremento del censo.

El PP, por el contrario, tiene serio riesgo de perder escaños en 11 distritos: Las Palmas, Cuenca, A Coruña, Zaragoza, Guadalajara, Lugo, Sevilla, Baleares, Ourense, Vizcaya y Soria. Éste último lo perdería por la disminución de población.

A los de Mariano Rajoy podría beneficiarles un descenso de formaciones nacionalistas como el Partido Andalucista que pronostican todas las encuestas y que ya se produjo en las municipales del pasado mes de mayo.
El PSOE está en disposición de ganar un escaño en diez provincias: Las Palmas, Cuenca, Valencia, Cantabria, Guadalajara, Girona, Alicante, Ourense, Murcia y Toledo. Este último lo tiene casi asegurado por el incremento del censo.

Los socialistas tienen riesgo de perder diputados en 14 circunscripciones: Cádiz, Teruel, León, Barcelona, Madrid, Lugo, Córdoba, Málaga, Sevilla, Baleares, Burgos, Ciudad Real, Lleida y Pontevedra.

Variaciones de otros partidos

En Zaragoza los cambios afectarían a la Chunta Aragonesista; en Guipúzcoa, a Eusko Alkartasuna, y en Girona a Convergència i Unió.

Por comunidades, hay seis escaños en juego en Catalunya, cuatro en Andalucía, tres en Castilla-La Mancha, cuatro en Galicia, tres en la Comunidad Valenciana, tres en Madrid, dos o tres en Canarias, dos en Aragón, dos en Castilla y León y dos en el País Vasco.Es decir, Catalunya y Andalucía son determinantes en el resultado final. En la primera las variaciones pueden afectar a CiU y, sobre todo, a ERC que logró en 2004 unos resultados extraordinarios que hasta el propio partido considera imposible repetir ahora.

 

ATENTOS A LA PARTICIPACIÓN

El estudio del Publiscopio tiene varias salvedades previas: la participación, la duda de si estará ANV, el comportamiento de formaciones como ERC, Partido Andalucista o Nafarroa Bai, que pueden no lograr escaños, pero afectan a los últimos restos de cada provincia, y la salvedad de 8 distritos en los que varía el número de escaños por el censo. La previsión de todos los sondeos es que la participación supere la de 2000, pero esté por debajo de la de 2004.