Archivo de Público
Viernes, 1 de Enero de 2010

Sigue siendo tardía la detección del melanoma en las minorías

Reuters ·01/01/2010 - 11:46h

Un nuevo estudio sugiere que el tipo más letal de cáncer de piel, el melanoma, sería cada vez más común entre los hispanos y los blancos.

La investigación demuestra también que entre los negros y los hispanos, el melanoma se diagnosticaría en estadios más avanzados que en otras etnias. Los blancos tienen las tasas más altas de melanoma.

En el nuevo estudio, científicos de la University of Miami se concentraron en 41.072 residentes de Florida con la enfermedad diagnosticada entre 1990 y el 2004.

La mayoría de los casos (más de 39.000) se registró en blancos no hispanos. Otros 1.148, en blancos hispanos y 254 casos, en hombres y mujeres negros.

Durante el estudio, los melanomas crecieron un 3-4 por ciento en los blancos no hispanos y las blancas hispanas. En los varones blancos hispanos, el aumento fue del 1 por ciento.

Pero mientras que los blancos no hispanos concentraron la mayoría de los casos, el momento del diagnóstico mejoró con el tiempo: al inicio, el 8 por ciento de los pacientes se diagnosticaba cuando ya había metástasis; en el 2004, la cifra bajó a menos del 5 por ciento.

En cambio, la oportunidad diagnóstica no mejoró en los negros ni el los blancos hispanos, explicó el equipo de la doctora Shasa Hu en Archives of Dermatology.

Los datos, afirma, hablan de avances y retrocesos en la lucha contra el melanoma.

El diagnóstico más temprano en los blancos es alentador porque, según el equipo, eso sugiere que los pacientes blancos son cada vez más conscientes de los signos del melanoma y que los médicos harían más controles de la piel.

Por otro lado, escribieron los autores, el aumento de los casos de melanoma en los blancos hispanos y no hispanos indica que hay que mejorar la prevención.

El equipo agregó que los adultos negros e hispanos, y sus médicos, tienen que prestar más atención al melanoma para reducir el riesgo de desarrollarlo y diagnosticarlo a tiempo.

Durante el estudio, a un cuarto de los pacientes negros y al 18 por ciento de los hispanos blancos se les diagnosticó el cáncer cuando se había diseminado, comparado con el 12 por ciento de los blancos.

"Los resultados del estudio deberían motivar una mayor conciencia del melanoma y generar más campañas de control en las minorías, lo que reduciría las diferencias en cómo el melanoma afecta a esas poblaciones", concluyó el equipo.

FUENTE: Archives of Dermatology, diciembre del 2009