Archivo de Público
Viernes, 1 de Enero de 2010

Patxi López aboga por construir "una sociedad liberada de ETA"

Reuters ·01/01/2010 - 09:25h

El lehendakari, Patxi López, aseguró el jueves en su mensaje de fin de año que su objetivo para 2010 es "construir una sociedad liberada de ETA" en la que el distintivo sea la unidad, y que tenga como base "la tolerancia y el respeto a las ideas diferentes".

López abogó especialmente por las políticas de pactos que permitan construir una Euskadi "entre todos y no unos contra otros", con el objetivo de ser "el Gobierno más fuerte de la última década", como según señala, ocurre ahora.

El lehendakari agradeció en su primer mensaje de fin de año la "madurez" de la sociedad vasca" a la hora de asumir el cambio de Ejecutivo y aseguró que su empeño principal es que su Gobierno lo sea "no sólo para los votantes" que le eligieron, "sino para todos".

No se atrevió sin embargo a dar fechas sobre la desaparición de ETA, pero aseguró que la banda no va a condicionar nunca, el futuro de Euskadi.

"Vamos a empezar a construir una sociedad vasca liberada de ETA, sin espacios de impunidad para la apología de la violencia, sin permitir que se legitimen falsos argumentos que amparan a los que recurren a ella", afirmó.

López apostó también por "la unidad de la sociedad vasca", y aseguró que su Gobierno no pretende "hacer política contra nadie", sino que por el contrario su objetivo se centra en "ampliar la libertad para que cada uno pueda defender sus propias convicciones sin imposiciones y sin imponerlas a los demás".

El lehendakari insistió en su discurso en reivindicar las diferencias de la sociedad vasca, y en "las diversas maneras de ser vascos", y por ello aboga por el acuerdo y el pacto que le permite "tener un Gobierno estable" y "el Gobierno más fuerte de la última década".

En este punto se refirió a los diferentes acuerdos de Gobierno, como el firmado con el PP, o el de estabilidad constitucional con el PNV, o los acuerdos con sindicatos y empresarios para establecer las medidas necesarias para la crisis.

"Por eso puedo decir que tenemos el gobierno más fuerte de la última década, porque hemos sido capaces de demostrar, en sólo ocho meses, que se puede gobernar desde el diálogo y buscando pactos con quienes piensan de manera diferente".

Las últimas referencias de su mensaje de fin de año fueron sobre todo de ánimo para "superar juntos los problemas", y de aliento y cercanía" para los sectores sociales más desfavorecidos o que en estas fechas puedan sentirse más solos.

Citó especialmente al de "los emigrantes trabajadores que han venido de varios continentes a esta tierra", al de las mujeres maltratadas o al de quienes este año "han perdido su puesto de trabajo".

"Sé por lo que están pasando, pero les garantizo que la sociedad vasca es una sociedad solidaria. Que no les vamos a dejar tirados", finalizó el lehendakari.