Sábado, 15 de Diciembre de 2007

Wildeboer y Villaécija logran dos nuevos récords de España

Villaécija fue cuarta en los 400 estilos y Wildeboer alcanzó la final de los 100 metros espalda en una jornada en la que se registraron dos récords mundiales

EUROPA PRESS ·15/12/2007 - 20:21h

Aschwin Wildeboer y Erika Villaécija volvieron a ser protagonistas de la natación española en la tercera y penúltima jornada de los Europeos de piscina corta, que se están celebrando en Debrecen (Hungría), al marcar dos nuevos récords de España en los 100 metros espalda y en los 400 estilos, respectivamente.

La nadadora barcelonesa se plantó en la final de los 400 estilos con la intención de sorprender en una prueba que estuvo monopolizada por la francesa Laure Manaudou, tal y como el guión tenía escrito.

Villaécija, que llegó a ir tercera, finalmente no pudo subirse al podio para lograr el bronce porque la húngara Agnes Mutina, espoleada por su público, se impuso en los metros finales.

Sin embargo, Villaécija marcó un registro de 4:02.74, rebajando en casi un segundo la anterior marca nacional de la disciplina (4:03.83), que también estaba en su poder desde los Europeos de Helsinki del pasado año.

Justo después del sabor agridulce que dejó la catalana, fue el turno para Aschwin Wildeboer, que firmó un tercer puesto sensacional y se apuntó un nuevo récord nacional en los 100 metros espalda (51.53), que le valió la clasificación para la final de la disciplina, que se disputa mañana.

El de Sabadell, segundo durante los primeros 50 metros, rebajó el récord de España en 23 centésimas, que databa del mes de abril del presente año y que estaba en su poder. En los últimos metros, el austriaco Markus Rogan impidió un segundo lugar de Wildeboer, pero no una nueva opción --muy probable-- de medalla.

Decepción de Iradier y San Juan

Antes del récord de Villaécija y de Wildeboer, Borja Iradier se quedó fuera de la final de los 50 metros braza con un tiempo de 27.92. El plusmarquista español (27.35) no encontró la tecla correcta, a pesar de nadar al lado del ucraniano Oleg Lisogor, que fue el vencedor de la serie, y que ostenta el récord mundial de la disciplina.

Por su parte, Angela San Juan tampoco pudo acceder a la final de los 100 metros mariposa, donde fue octava de su serie con un tiempo de 1:00.27. El récord de España está aún en su poder y hoy demostró estar lejos de aquel crono, que consiguió en Valencia en 2004 (59.13).

Dos nuevos récords del mundo

Además, la tercera jornada de los Europeos de piscina de 25 metros también dejó dos nuevos récords del mundo. El primero llegó de la mano de la croata Sanja Jovanovic en los 50 espalda, al parar el crono en 26.50, 33 centésimas menos que la anterior marca que estaba en posesión de la china Li Hui (26.83) desde el 2 de diciembre de 2001, cosechada en Shanghai.

La croata realizó un viraje sensacional que le permitió encarar los últimos 25 metros con una claridad indiscutible en una prueba en la que la española Nina Zhivanevskaya sólo pudo ser séptima, aunque se quedó muy cerca de establecer el récord de España con un tiempo de 27.89.

La actual mejor marca de la disciplina está en su posesión (27.86) y pertenece al año 2000, cuando la logró en Palma de Mallorca.

El segundo récord mundial llegó en la última prueba de esta tercera jornada gracias al equipo femenino alemán del 4x50 estilos.

Las germanas Janine Pietsch, Janne Schaefer, Annika Mehlhorn y Brita Steffen fueron imbatibles desde la segunda posta, donde vencieron todos los relevos y pusieron el tiempo final en 1:46.67, para dejar a un lado el anterior récord (1:47.44), que pertenecía a la selección holandesa desde Trieste (Italia), en 2005.