Sábado, 15 de Diciembre de 2007

Homenaje a los exiliados por la Guerra Civil en La Jonquera

EFE ·15/12/2007 - 20:44h

El Museo-Memorial del Exilio se ha inaugurado hoy en la localidad fronteriza de La Jonquera como un espacio permanente dedicado a recuperar la memoria de los exiliados por la Guerra Civil española, y a estudiar y divulgar su legado.

El conseller de Interior, Relaciones Institucionales y Participación, Joan Saura, ha presidido la apertura de este nuevo museo, situado en el centro de la localidad, que incluye una muestra permanente sobre la historia del exilio desde la Guerra Civil hasta nuestros días, una sala de exposiciones temporales y una aula de talleres pedagógicos.

El equipamiento, que ocupa 1.600 metros cuadrados y ha supuesto una inversión de 3,15 millones de euros, financiados por la Generalitat de Cataluña (38%), el consistorio local (31%), la Unión Europea (22%) y la Diputación de Girona (8,8%), difundirá tanto la memoria del exilio republicano como la constante del exilio en la historia universal.

Con una voluntad explicativa y pedagógica, la muestra, que no se abrirá al público hasta enero, describe todo el ciclo histórico que ocasionó el exilio republicano tras la contienda española, estructurado alrededor de cinco ámbitos: la consideración general sobre el exilio, el exilio de 1939, la diáspora, la vivencia del exilio y el legado del exilio.

El relato está construido mediante testimonios y documentos, algunos de ellos inéditos, como un listado de los exiliados que partieron en barco hacia América o un conjunto de cartas y postales de reclusos que recogen las vivencias del exilio.

Entre otros documentos relevantes se encuentran un cuaderno con instrucciones sobre el uso de explosivos, la prensa de varias instituciones, o diferentes materiales que muestran la actividad cultural de los refugiados republicanos en los campos de concentración franceses.

La muestra recoge también elementos artísticos de la época, como los dibujos de los exiliados Josep Franch Clapers y Josep Bartolí.

La fotografía tiene un protagonismo especial en este museo, e incluye imágenes de autores contemporáneos a los hechos, como algunas del célebre Frank Capa y de Francesc Boix, fotógrafo republicano deportado al campo de concentración de Mauthausen, cuya obra fue clave en el conocimiento y divulgación posterior del genocidio nazi.

El museo también incorpora 28 fotografías del fondo gráfico de la Agencia Efe, y muestra además instantáneas de fotógrafos actuales, como Robin Townsend, Francesc Abad, Pilar Aymerich o Nicole Bergé.