Sábado, 15 de Diciembre de 2007

Rajoy pide una reacción serena y firme a las últimas amenazas de ETA

EFE ·15/12/2007 - 19:55h

EFE - El líder del partido Popular de España (PP), Mariano Rajoy, pidió hoy, en Montevideo, Uruguay, un compromiso para que no se negocie "nunca" con ninguna organización terrorista.

El presidente del Partido Popular, Mariano Rajoy, ha pedido hoy una respuesta "muy serena, pero a la vez muy firme" a las últimas amenazas vertidas por la organización terrorista ETA a las fuerzas de seguridad del Estado español.

En una rueda de prensa ofrecida en Montevideo, segunda etapa, tras Buenos Aires, de una corta gira por América del Sur, Rajoy pidió un compromiso para que no se negocie "nunca" con ninguna organización terrorista y pidió la ilegalización de las fuerzas políticas vascas que respaldan las tesis de ETA.

El viernes, ETA reivindicó sus cinco últimos atentados, entre ellos el asesinato de dos agentes de la Guardia Civil española el pasado 1 de diciembre en la localidad francesa de Capbreton.

En su comunicado, ETA también amenazó con actuar "sea donde sea" contra los cuerpos de seguridad del Estado español, a los que calificó de instrumentos opresores.

"ETA ha anunciado lo que todos sabemos, que va a seguir intentando matar", dijo al respecto Rajoy en una rueda de prensa brindada al terminar una visita al Hogar Español de Montevideo.

Según el líder del principal partido de la oposición española, "la reacción en una circunstancia de estas características tiene que ser una reacción muy serena, pero a la vez muy firme"

"Yo simplemente diría y me gustaría que todo el mundo lo hiciera: en ningún caso vamos a negociar nunca con una organización terrorista, en esta caso ETA, porque la vida, la libertad y los derechos de las personas no son negociables", subrayó.

El presidente del PP brindó el apoyo de su partido "a las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado para que detengan a los terroristas y los pongan a disposición de la justicia".

Pidió al Gobierno español que comience "el proceso de ilegalización de ANV (Acción Nacionalista Vasca) y del Partido Comunista de las Tierras Vascas, para que los terroristas no estén en las instituciones haciendo política y financiándose con el dinero del contribuyente".

Noticias Relacionadas