Sábado, 15 de Diciembre de 2007

Las grandes fortunas españolas tantean EE UU

Jove estudia entrar en un proyeto eólico tras abrir camino Amancio Ortega

SUSANA R. ARENES ·15/12/2007 - 18:34h

El apetito inversor de los ricos españoles de renombre hace tiempo que no tiene fronteras. Sin embargo, Estados Unidos se resistía a las grandes fortunas como campo para grandes desembolsos hasta que Amancio Ortega abrió camino hace dos años con la primera gran inversión que acaba de duplicar.

Ahora, Manuel Jove, ex fundador de Fadesa, estudia su desembarco en este mercado a través de un gran proyecto eólico.

La inversión que se plantea Jove es entrar en el accionariado de la empresa de capital estadounidense y británico Clipper Capital and Generation (Capgen), que quiere poner en marcha parques eólicos con más de 10.000 megavatios, el 90% de ellos en EE UU, según fuentes conocedoras del proyecto.

El grupo anglosajón, que estará capitaneado por directivos españoles del sector de energías renovables, busca socios en España. Para elegir candidatos, que tendrían que invertir en torno a 500 millones, la compañía convocará un concurso. Jove, la séptima fortuna nacional, según la lista que elabora Forbes, analiza la rentabilidad de un negocio con aparente gran potencial como el de la energía verde. De hecho, las energías renovables van a ser una pata importante en su plan general de inversiones.

Este empresario coruñés hecho a sí mismo recibió hace unos meses 4.000 millones de euros por la venta de su inmobiliaria Fadesa, la niña de sus ojos, a Martinsa, controlada por Fernando Martín. Con esa inyección de capital, Jove decidió comprar el 5% del BBVA a través de productos financieros derivados que permiten pagar sólo una parte del paquete y tomar posiciones por el resto para materializar una operación valorada en más de 3.000 millones. Canaliza sus inversiones a través de Inveravante y varias sociedades de inversión.   

Además del ex presidente de Fadesa, también está tentada por el proyecto eólico en Estados Unidos la familia Del Pino, que controla Ferrovial. Desde el año pasado, otra de las grandes fortunas españolas busca comprar pequeños porcentajes de empresas, del entorno del 5%, como inversión. Un representante de la gestora del patrimonio familiar, Pactio Gestión, declinó hacer declaraciones sobre la eventual participación en el proyecto eólico.

Apuesta por los edificios

Quien tiene ya una pica inversora en EE UU es el también gallego Amancio Ortega, que rompió la timidez de las grandes fortunas españoles en terreno norteamericano al adquirir un edificio de oficinas en Nueva York por 107 millones de dólares (73 millones de euros). Luego el presidente y dueño de Inditex sumó el proyecto de un hotel en Miami con socios estadounidenses.

Hace dos semanas, el español más rico del mundo decidió dar un mayor impulso a su apuesta por un mercado en el que comprar sale más barato a los europeos por la caída del dólar. Ortega compró otros dos edificios, a través de su sociedad patrimonial Pontegadea, en Washington y en Boston por 175 millones de euros.

Gran parte de la fortuna de Amancio Ortega, aparte de ir creciendo en Inditex, está invertida en patrimonio inmobiliario. El empresario compró hace dos meses diez edificios que vendía Santander por casi 500 millones y ya cuenta con inmuebles en Francia, Portugal y Alemania.