Viernes, 28 de Septiembre de 2007

El beneficio neto de las empresas no financieras creció el 2,7% en el primer semestre de 2007

Agencia EFE ·28/09/2007 - 15:03h

Agencia EFE - El Banco de España considera que las turbulencias financieras de agosto han rodeado de una "mayor incertidumbre de lo habitual" las perspectivas económicas para España. EFE

El beneficio neto de las empresas no financieras creció en el primer semestre de 2007 el 2,7 por ciento, frente a la reducción del 3,2 por ciento del segundo semestre de 2006 respecto al de 2005, según los datos de la Central de Balances difundidos por el Banco de España en su último boletín.

Según este organismo, las empresas españolas mantuvieron durante el primer semestre de 2007 un "elevado" dinamismo de su actividad productiva, basado en la "fuerte" expansión del sector industrial, que registró un crecimiento del Valor Añadido Bruto (VAB) del 16,4 por ciento, muy por encima del 3,6 por ciento del primer semestre del pasado año.

El Banco de España destaca que todo ello se produce en un entorno de "cierto" debilitamiento del consumo privado, lo que no ha impedido que el empleo continuara creciendo a tasas similares a las de 2006 y que las empresas colaboradoras de la Central de Balances mantuvieran un "elevado" ritmo de generación de excedentes y altas rentabilidades.

Además, incide en que las empresas han intensificado su dinamismo inversor, lo que confirma, a su juicio, la buena situación por la que atraviesa el tejido empresarial español.

El conjunto de las empresas aumentó su VAB en términos nominales el 6,8 por ciento, medio punto por encima del incremento del primer semestre de 2006.

Esta evolución se ha fundamentado en la pujanza de la actividad industrial, favorecida además tanto por la fortaleza de la inversión en bienes de equipo como por el dinamismo de las exportaciones industriales.

Por otra parte, el resultado ordinario neto -sin contar los resultados extraordinarios- se elevó hasta el 8,8 por ciento, muy por encima del de un año antes (4,8 por ciento), y que ha propiciado que la rentabilidad alcanzara el 8 por ciento.

Asimismo, los gastos de personal aumentaron el 4,8 por ciento durante el primer semestre de 2007, tasa ligeramente inferior a la registrada un año antes (5,1 por ciento), como consecuencia de un avance "algo más contenido" del empleo y de una evolución "ligeramente ascendente" de las remuneraciones medias.

Así, el aumento del empleo en los seis primeros meses de 2007 ascendió el 1,2 por ciento (frente al 1,6 por ciento del primer semestre de 2006), mientras que las remuneraciones medias mantuvieron un crecimiento moderado del 3,6 por ciento (frente al 3,4 por ciento de 2006).

Por sectores, el crecimiento se asentó en el comercio, en la industria y en las empresas de otros servicios.

Asimismo, el resultado económico bruto de la explotación elevó su crecimiento hasta el 8,2 por ciento, un punto por encima del registrado un año antes.

Además, tanto los gastos como los ingresos financieros crecieron con intensidad hasta alcanzar tasas del 34,6 por ciento y del 19,8 por ciento, respectivamente.