Sábado, 15 de Diciembre de 2007

Errazti se despide defendiendo la "resistencia cívica" en pro de los derechos vascos

EFE ·15/12/2007 - 13:02h

EFE - La presidenta saliente de Eusko Alkartasuna (EA), Begoña Errazti, agradece los aplausos tras su participación en el VII Congreso Ordinario que celebra esta formación en San Sebastián.

La presidenta de Eusko Alkartasuna, Begoña Errazti, se ha despedido hoy de su cargo con un discurso en el que ha apostado por la "resistencia cívica y pacífica" para "hacer frente al intento permanente de bloqueo" de los "derechos democráticos" de los vascos.

Errazti ha abierto con su discurso de balance de gestión la primera jornada del VII Congreso Ordinario de EA, en el que no optará a la reelección y al que el partido ha llegado sin que los diferentes sectores que lo conforman hayan alcanzado un acuerdo de integración que asegure la presentación de una única candidatura para la Ejecutiva Nacional.

En su intervención, que ha inaugurado el Congreso, la presidenta saliente ha citado a Gandhi para defender su conocida propuesta de "desobediencia civil no violenta" y ha abogado por celebrar una consulta popular en el País Vasco "que ha de servir de respuesta social a la actitud cerrada y negadora del PP y el PSOE" y como "instrumento clarificador y legitimador de la mayoría social vasca que defiende y reivindica su derecho a decidir".

Según ha dicho, la consulta fue una condición propuesta por EA en el pacto de gobierno con el PNV y debe servir para "obligar a quienes, por intereses coyunturales, electorales o de protagonismo y poder, tienen miedo y buscan excusas permanentes para no afrontar el conflicto político".

Ha apelado al "principio democrático", recogido en la ponencia política que se debate en el congreso, como "argumento de defensa de los derechos nacionales del pueblo vasco" y cuya esencia consiste en que "cuando la voluntad queda reflejada en un referendo mayoritario, debe ser atendida".

Errazti ha atribuido a EA la "extensión" del discurso en favor de la "exclusividad de las vías políticas en los sectores en los que aún no se asumía", así como la aceptación de la idea del "respeto" a la "capacidad de decisión" del pueblo vasco.

La presidenta saliente ha insistido en que EA "ha empujado a esta sociedad, liderando el camino, allanándolo hacia la solución del conflicto político", tras lo que ha defendido que "una Euskadi independiente en Europa no sólo es un proyecto realizable, sino totalmente viable política, social y económicamente".