Sábado, 15 de Diciembre de 2007

El cineasta Abel Ferrara afirma que "hacer cine es una adicción"

EFE ·15/12/2007 - 17:16h

EFE - El director estadounidense Abel Ferrara posa para la prensa durante el pase gráfico de la película "Go Go Tales", hoy miércoles 23 de mayo de 2007 en la 60ª edición del Festival de Cine de Cannes, Francia.

Marraquech (Marruecos) 15 dic (EFE).- El cineasta neoyorquino Abel Ferrara, mitad italiano y mitad irlandés, dijo a Efe en una entrevista que "muchas veces hacer películas está muy próximo a matarme a mí mismo", es "una idea cáncer".

"Hacer cine es una adicción absolutamente, es una creencia, es la cura de la vida, es para sobrevivir", indicó Ferrara, quien acudió a Marraquech con motivo del homenaje que le rinde la séptima edición del Festival Internacional de Cine.

El ganador del Oso de Oro de la Berlinale por "La adicción" (1995) recalcó que hace películas "para encontrar algo, ¿Quiénes somos?" y "para seguir intentando encontrarme a mí mismo, para llegar a ser más persona, para entenderme a mí mismo más".

El cine sirve "para ayudarte en todos los niveles y para entender más a la gente", según el director de "El funeral" (1996), que matizó: "yo no puedo separar la vida y el trabajo, estoy constantemente trabajando, haciendo películas".

"Vivimos la vida que elegimos, la vida es lo que tú trabajas", concluyó.

Ferrara, ganador de Premios de cine independiente Spirit por "El Funeral" (1996) y el "Teniente corrupto" (1992), declaró que trabaja "en una jungla" y se preguntó "¿Quién puede ser independiente?".

"Si eres un cineasta trabajas con un grupo de personas. Nada es independiente", afirmó.

Sin embargo, apuntó que vivió durante tres años en Roma, "para mantenerme lejos de Hollywood".

Sus dos documentales pendientes de filmación, según Ferrara, son "Pericle", que está basada en la novela "Pericle il Nero", y "Chelsea on the Rocks".

El cineasta indicó que "los documentales son historias de ficción, es una forma de hacer que la ficción parezca verdad".

Y añadió que su próximo gran proyecto es una película sobre gángsters en 1978 en Nueva York.

"Nueva York es muy étnico, el sitio probablemente en el mundo en el que hay más mezcla de gente de diferentes lugares", según el director de "Ángel de Venganza" (1981).

Con respecto a su polémica película "Mary" (María) (2005), reconoció tener "un gran problema con Mel Gibson", ya que su película y la de Abel Ferrara hacen "diferentes lecturas del Antiguo Testamento".

El filme ítalo-estadounidense "Mary", que obtuvo el Gran Premio del Jurado en el Festival de Cine de Venecia en 2005, fue interpretado por Juliette Binoche, Matthew Modine y Forest Whitaker, y narra la historia de una actriz que encarna el papel de María Magdalena.

Sobre la huelga de guionistas y de la industria cinematográfica de Hollywood, el realizador de "El rey de Nueva York" (1990) dijo que "es una lucha por sobrevivir, por defender tus derechos".

Por otro lado, calificó como "horrible" el filme biográfico "Abel Ferrara: not guilty" (Abel Ferrara: no culpable), que rodó el cineasta iraní Rafi Pitts, del que dijo que "no es un documental".

Ferrara señaló que su visita a Marruecos es su primer viaje a Africa y subrayó su interés por conocer Marraquech, una ciudad elegida por Martin Scorsese para algunos de sus trabajos, y por ver las películas del Festival.

Entre ellas figuran "Mary" y la última cinta de Ferrara, "Go Go Tales", aún pendiente de estrenar, una comedia que transcurre en Manhattan, en un club de baile gogó donde se vive una lucha financiera entre el dueño, su contable y su socio.

La película está protagonizada por Willem Dafoe, Bob Hoskins, Matthew Modine, Asia Argento y Lou Doillon.

Abel Ferrara es un artista que se expresa con el cine, que siempre te puede sorprender por su obra y en persona y que mantiene el ritmo de vida de los años 70, rompiendo completamente con lo establecido.