Sábado, 15 de Diciembre de 2007

"Nunca voy en busca de medallas y nunca las llevaré", dice Viggo Mortensen

EFE ·15/12/2007 - 16:40h

EFE - El actor estadounidense Viggo Mortensentras presentar su película "Promesas del este", el pasado septiembre. Mortensen, candidato al Globo de Oro como mejor actor dramático por "Eastern Promises", confesó no dar importancia a los galardones.

El actor Viggo Mortensen, candidato al Globo de Oro como mejor actor dramático por "Eastern Promises", confesó no dar importancia a los galardones, porque normalmente dependen de la suerte y no siempre premian un buen trabajo.

"Hay una frase de Winston Churchill con la que estoy de acuerdo: nunca ir en busca de medallas, siempre aceptarlas y nunca llevarlas. Así pienso yo", dijo el intérprete en una entrevista con varios medios días antes de conocer su candidatura a los Globos de Oro.

Mortensen aclaró, no obstante, no ser "muy admirador" del mandatario británico, porque "fue pionero en el bombardeo de civiles en Irak".

Ganador recientemente del premio British Independent Film Award por su interpretación de un tatuado y violento miembro de la mafia rusa en "Eastern Promises", recordó que a él no le suelen proponer para demasiados galardones, y aunque no tiene nada en su contra, "no son lo más importante".

Hijo de padre danés y madre estadounidense, Mortensen estrenó este año "Eastern Promises", que sale a la venta en DVD en EE.UU. el 23 de diciembre, una cinta en la que volvió a trabajar con el director David Cronemberg tras rodar en 2005 "A History of Violence".

"Los premios siempre son algo relativo, a veces aparecen ahí películas y directores mediocres, en realidad es cuestión de suerte; a Cronemberg nunca lo han nominado al Óscar, algo que me parece increíble", explicó el actor, que consiguió fama mundial gracias al personaje de Aragorn en la saga de "Lord of the Rings".

Para el artista, trabajar con el director canadiense, considerado por muchos como un realizador de culto gracias a filmes como "Scanners", "Videodrome", "M. Butterfly" o "Crash" es especial.

"Le admiro como artista y lo quiero mucho como amigo; posee un talento superior al de la mayoría de los directores del mundo, por lo que quería preparar el papel adecuadamente, para entregarle un trabajo profesional", explicó el actor, que pasó diez años de su infancia en Argentina.

"Para afrontar el papel, aprendí técnicas del ejército ruso, leí mucho y tomé mucho mate (...) entonces me dije, ¡adelante!", afirmó entre risas.

La cinta, según Mortensen, trata de hacer ver que hay que esforzarse por entender los motivos que llevan a la gente a realizar ciertas acciones, para lo que es necesario "sentir con ellos y comprenderlos".

"De eso trata la película, igual que 'A History of Violence', de amor y comprensión a pesar de momentos brutales y circunstancias complicadas", señaló.

Mortensen, el capitán Alatriste en la cinta española realizada por Agustín Díaz Yanes, reveló algunas curiosidades sobre el filme que le puede deparar una candidatura al Óscar y en el que aparece uno de sus verdaderos tatuajes, aunque modificado.

"Me cambiaron una letra 'h' pequeñita que tengo tatuada en la muñeca derecha; me las dibujaba mi hijo cuando aprendía a escribir mientras yo leía o hablaba por teléfono, y cuando vi la que hizo allí, pensé que quedó lindísima y decidí transformarla en tatuaje", comentó.

Mortensen también habló de sus próximos títulos como actor, como "Good", "un muy buen cuento sobre la Alemania de la década de 1930", dirigida por el brasileño Vicente Amorim, o como la cinta que acaba de terminar de rodar, "Appaloosa", un "western" de Ed Harris, interpretado por Harris, Renee Zellweger, Jeremy Irons y el propio Mortensen.

También expresó su ilusión por comenzar a filmar "The Road", cuyo guión se basa en la novela homónima de Cormac McCarthy.