Sábado, 15 de Diciembre de 2007

Moratinos destaca que Libia tiene una actitud constructiva por la estabilidad

EFE ·15/12/2007 - 13:02h

EFE - El líder libio Muamar El Gadafi mantendrá hoy un encuentro privado en Sevilla con el ex presidente del Gobierno José María Aznar en su primera jornada de estancia en España.

El ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación, Miguel Ángel Moratinos, ha subrayado hoy que Libia es un país que mantiene una "actitud constructiva" en muchos de los asuntos que "interesan a la estabilidad en el mundo".

Moratinos, quien ha estado hoy en la Fundación Gala de Jóvenes Creadores de Córdoba, se ha referido así a la visita a España del líder libio Muamar El Gadafi, que tiene previsto llegar hoy a Sevilla.

Para Moratinos, se trata de la visita del dirigente de un país vecino de la cuenca mediterránea con el que España comparte "lazos e intereses" y del que ha destacado su actitud para la estabilidad en el mundo.

Ha recordado que en la actualidad Libia es uno de los países miembro del Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas.

El ministro ha indicado además que Libia juega un "papel activo" en el acercamiento de los países europeos hacia el continente africano, por lo que la visita de Gadafi supondrá conseguir entre ambos países "un mejor conocimiento y mejor cooperación".

Moratinos ha incidido también en que España tiene "intereses económicos importantes" en Libia, en especial en sectores que ha denominado "claves" para el futuro de los españoles como el energético, con "importantes inversiones de empresas españolas".

Espera el ministro que con la visita del líder libio se consiga "aumentar el volumen de inversión y de intercambios" de las empresas españolas en Libia.

Por otra parte, Moratinos ha recalcado que con la visita del líder libio, que en su vertiente oficial comienza el lunes, se pretende que haya un intercambio de opiniones políticas sobre "la estabilidad en el Mediterráneo".

Además, se abordará también la lucha contra el terrorismo y contra la inmigración ilegal, ya que Libia ejerce "un papel importante", un país que al que según ha recordado el ministro "hemos tenido que acudir a veces" para evitar la salida de inmigrantes de manera irregular.