Sábado, 15 de Diciembre de 2007

Los partidos muestran su rechazo al último comunicado de ETA

El texto íntegro, que hoy publica Gara, ha sido duramente criticado. Todos piden que depongan las armas y que pongan fin a los asesinatos

·15/12/2007 - 13:23h

Las reacciones de la clase política al último comunicado de ETA que hoy publica Gara no se han hecho esperar. En el texto, la banda terrorista asume haber cometido los últimos cinco atentados y dice que advirtió al Gobierno y a los mediadores internacionales que había detectado “prácticas del terrorismo del Estado contra militantes vascos” y que “ante esos intentos” iba a “responder”.

Así, la portavoz del Gobierno vasco, Miren Azkarate, advirtió hoy a ETA de que "nuestro futuro no está en vuestras manos, sino en las nuestras", porque ha acabado el ciclo de la violencia y "es la hora de la democracia y de hacer política". En una rueda de prensa en la que expuso la posición oficial del Ejecutivo vasco ante el último comunicado de la banda terrorista ETA, Azkarate avisó de que "la violencia y las ejecuciones sumarias no deciden el futuro".

 

Mientras que el PSE ha calificado de "grotesco" el comunicado, por medio de su portavoz, Rodolfo Ares. "Resulta grotesco que ETA hable, en su mensaje, de enfrentamiento armado y ejecución" en el asesinato de los dos guardia civiles en el país vecino "cuando se trató de un atentado contra dos personas que estaban haciendo su trabajo y además iban desarmadas" dijo.

La presidenta de Eusko Alkartasuna, Begoña Errazti, manifestó hoy su "total rechazo" a la "amenaza" de ETA "sea quien sea el objetivo" al tiempo que subrayó que "continúan en su empecinamiento de destruir vidas y, desde luego, lo que está claro es que ese empecinamiento destruye las ansias de paz de nuestro pueblo. si ETA mata, lo hace contra la nación vasca".

Por su parte, el secrtario general del PP, Ángel Acebes, ha dicho hoy durante la presentación del autobús de campaña de Mariano Rajoy que los terroristas "tienen que saber que se va a cerrar la puerta a la negociación política y que se les expulsará de las instituciones", en clara referencia a la ilegalización de ANV que ha pedido en reiteradas ocasiones el partido conservador.

 

El coordinador general de Izquierda Unida (IU), Gaspar Llamazares, ha condenado hoy en Palma el último comunicado de ETA, diciendo que pone de manifiesto que la organización terrorista es tan solo una "rémora para el País Vasco y el conjunto de la ciudadanía".

"Izquierda Unida condena sin paliativos todos sus términos y apoya a las Fuerzas de Seguridad del Estado en su lucha democrática contra el terrorismo", dijo. Llamazares encuentra "muy simbólico" que "lo único que tenga que decir" ETA sean "son sólo frases de amenaza y de justificación del crimen", lo cual prueba que la organización tiene "poco que decir a los ciudadanos".

También ha condenado los términos en los que se expresa la banda el secretario general de CiU, Josep Antoni Duran, afirmando que es el "síntoma del acorralamiento al que le someten las fuerzas de seguridad, tanto españolas como francesas". Duran considera que, "desgraciadamente, ETA todavía tiene capacidad para matar", pero afirmó que es "evidente que hay un progreso determinante" en la lucha contra la banda terrorista.

Portazo al proceso negociador

No obstante, el dirigente de la izquierda abertzale, Karmelo Landa, ha culpado al presidente del Gobierno de dar "el portazo al proceso negociador" y haber roto "esa mesa de acuerdo" contestando no "a todo acuerdo democrático". "Fue Zapatero el que hizo un llamamiento al combate. Y estoy diciéndolo literalmente, estoy recordando sus palabras. Hizo un llamamiento al combate y la confrontación y, por lo tanto, nosotros ahora creemos que es el momento de preguntar ¿qué ha obtenido de ese llamamiento, qué beneficio nos trae esa llamada de Zapatero?", dijo.

Landa recordó los casos de Pakistán o Colombia y destacó que el Gobierno español es "el único de todo el mundo que está negando absolutamente toda vía de diálogo y negociación".

Asimismo, denunció que Rodríguez Zapatero está planteando una salida "de extrema derecha" basada "en la extensión de la cárcel, de la represión, el acrecentamiento de las torturas en las comisarías y cuarteles y, en definitiva, una situación que es inaceptable tanto para la población vasca como también, por cierto, como se está demostrando, para las instituciones europeas".

Noticias Relacionadas