Sábado, 15 de Diciembre de 2007

Los puntos clave de la cumbre

MARÍA GARCÍA DE LA FUENTE | Enviada especial ·15/12/2007 - 12:35h

Las políticas de adaptación y mitigación, la transferencia de tecnología y financiación e incluso evitar la deforestación han sido los principales temas de negociación de la Cumbre de Bali, muy centrada en la transición a las nuevas economías verdes. Además, se dio finalmente el visto bueno al informe científico del IPCC presentado en Valencia y se creó el ‘Grupo de Trabajo sobre cooperación a largo plazo en el marco de la Convención de Cambio climático’, bajo presidencia de Brasil y vicepresidencia de Malta, para llevar a cabo la ‘Hoja de ruta de Bali’ que permita un acuerdo de reducción de emisiones a partir de 2013.

1.       Una de las medidas económicas aprobadas es la posibilidad de dar incentivos a los países en desarrollo para que sus economías no sigan los pasos de los ya industrializados en la dependencia de los combustibles fósiles, y que adopten tecnologías limpias y bajas en emisiones. Son las políticas de mitigación.

L.      La Conferencia dio el visto bueno a la gestión del Fondo de Adaptación, el último paso necesario para que se pudiera poner en marcha en 2008. Los países desarrollados, que son lo que contribuyen al fondo, querían gestionarlo completamente, pero los estados en vías de desarrollo se oponían. Finalmente la gestión de este fondo corresponderá al Fondo para el Medio Ambiente Mundial y el Banco Mundial. La financiación de este fondo proviene del 2% de los mecanismos de desarrollo limpio que reducen emisiones. Los proyectos certificados por la ONU son realizados por países desarrollados en terceros estados para computar como créditos de reducción de emisiones.


Transferencia de tecnología 

Para que los países en vías de desarrollo puedan hacer frente (adaptarse) a las consecuencias del cambio climático que ya están sufriendo, se requiere una transferencia de tecnología desde los países desarrollados, así como ayudas económicas. Además, se prevé en el acuerdo de Bali la creación del fondo de transferencia de tecnología para que los países menos industrializados tengan economías menos dependientes de los combustibles fósiles y opten por las fuentes limpias.

 

Deforestación 

Cómo tener en cuenta la deforestación evitada. El debate a lo largo de las dos semanas de negociaciones versaba sobre si proyectos de preservación de bosques se pueden contabilizar por los países desarrollados para reducir sus emisiones. Brasil, como uno de los países con mayor extensión de bosque tropical, defendía que evitar la deforestación debe financiarse por los países desarrollados per se y no para que computen reducción de emisiones, ya que históricamente ya se han lucrado con la explotación de los boques. Finalmente, la Conferencia decidió que la conservación de masas forestales no computará como mecanismo de desarrollo limpio (MDL) que reduzca emisiones, y que el Banco Mundial llevará a cabo proyectos pilotos para evaluar cómo funcionan y en 2009 se decidirá si pueden incluirse como MDL.

Las cifras polémicas

La UE defendió desde el principio de la Conferencia la necesidad de incluir los porcentajes de reducción de gases de efecto invernadero a partir de 2020, como un marco para negociar el futuro protocolo y con el objetivo de que EEUU asumiera reducciones a corto plazo. La cumbre de Bali no pretendía lanzar un nuevo Kioto con reducciones por países, aunque sí fijar un marco. Pero los estadounidenses parecen alérgicos a estas cifras ‘tan cercanas’ en el tiempo. Finalmente, las cifras propuestas por el IPCC en su cuarto informe se recogen como una contribución científica en un pie de página.