Sábado, 15 de Diciembre de 2007

Rajoy: "Ahora no nos toca criticar, sino proponer"

El presidente del PP azuza al Gobierno por su mala política económica

MARÍA JESÚS GÜEMES ·15/12/2007 - 07:00h

EFE - El presidente del PP, Mariano Rajoy, en su encuentro con la nueva presidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner.

En su segundo día en Argentina, Mariano Rajoy siguió haciendo “amigos”. El presidente del PP se reunió con Mauricio Macri, el alcalde de la capital bonaerense. Éste, más conocido por haber presidido el Club Atlético Boca Junior, destacó las buenas relaciones entre Madrid y su ciudad y anunció que había firmado una acuerdo de intercambio cultural con la comunidad madrileña.

Por su parte, Rajoy señaló que en Buenos Aires viven más españoles que en algunas capitales de provincia de España y que le gusta porque al estar en ella se siente “cerca de los que están lejos”.

Antes de almorzar juntos, el presidente de los conservadores tuvo tiempo de repasar la actualidad política y criticar la política económica del Gobierno tras conocerse la subida del IPC al 4,1% y sobre todo que se dijera que, a partir de ahora, habría que “comer conejo”. “Es algo digno del Gobierno del señor Rodríguez Zapatero”, comentó Rajoy.

El líder del PP recordó que lleva tiempo diciendo que “de la herencia no se puede vivir toda la vida” y valoró que al Ejecutivo socialista “se le han ido desgraciadamente las cosas de las manos”.

El jefe de la oposición, que da por hecho que va a ganar las elecciones y no deja de presentarse como si ya fuera el presidente del Gobierno, especificó que a partir de abril él pondría en marcha un paquete de reformas económicas, quitaría el impuesto para todas aquellas personas que ganan 16.000 euros o menos al año y subiría las pensiones a 2.800.000 españoles, prometiendo que la mínima ascenderá a un monto de 650 euros.

Rajoy dijo que “ahora no toca criticar, sino proponer”. Pero sus palabras se contradecían por sí solas porque mientras se vendía como la alternativa, no podía evitar censurar al Gobierno por ser “un riesgo para la economía española”.

Los problemas de la gente

También se refirió a la elección por parte de la Unión Europea de Felipe González como presidente del Grupo de Reflexión para analizar el futuro de Europa. En este terreno no se ensañó: “El nombramiento me parece muy bien”. Sin embargo, el jefe de la oposición cree que a partir de ahora, la UE tiene que ponerse a trabajar en “los temas reales de la gente” y en pensar qué hacer “a largo y medio plazo”.

Por la tarde Rajoy acudía a la Federación de Sociedades Españolas, que representa a cerca de 150 centros, para analizar con ellos la situación en la que se encuentran y expresarles que como futuro inquilino de La Moncloa les prestará toda su ayuda. Con ellos tratará temas sanitarios, lo de las nacionalidades y hablará de pensiones...

Rajoy piensa aprovechar uno de sus mensajes en España para Argentina. “Nos gustaría que nuestra propuesta también repercutiera en muchas personas que reciben pensiones no contributivas y que viven aquí en Buenos Aires de la hacienda pública española”, apostilló.

 

EL ANECDOTARIO
La trastienda de la visita a Buenos Aires

 
Alejandro Sanz de fondo
Las dos ruedas de prensa que ha dado Mariano Rajoy en Buenos Aires han ido precedidas no por el himno del Partido Popular sino que, de fondo, se podía escuchar a Alejandro Sanz.

El papel de ‘Viri’
Con Mariano Rajoy ha viajado una amplia representación del PP: Jorge Moragas, Ana Pastor, Alberto Núñez Feijóo, Rafael Rodríguez-Ponga… Y también le acompaña su mujer, Elvira Fernández de Balboa, quien se deja ver cada vez más en los actos y encuentros del PP.

¿Y quién es?
Es la tercera vez que Rajoy viaja a Buenos Aires. También estuvo haciendo campaña en 2004 y cuando estaba en el Gobierno de José María Aznar. El líder del PP fue a ver a Fernando de la Rúa para hablar, entre otras cosas, sobre Aerolíneas Argentinas. En la Casa Rosada, mientras se esperaba su comparecencia tras la entrevista con la nueva presidenta, Cristina Fernández de Kirchner, algunos integrantes de la sede gubernamental preguntaban cuál era su cargo exactamente en España.

La fiesta de Banderas
Antonio Banderas acababa de salir de la Casa Rosada y el líder de la oposición llegó al palacio presidencial. Mariano Rajoy y él habían coincidido en el hotel y se habían dado un efusivo abrazo. El actor malagueño le invitó a una fiesta.

"Bienvenido a la Argentina"
Por las calles de Buenos Aires los conservadores han empapelado paredes y farolas con un cartel en el que se puede ver la imagen del presidente nacional del PP y una frase que reza: “Rajoy, bienvenido a la Argentina”.