Viernes, 14 de Diciembre de 2007

Zapatero presenta la elección de Felipe González como un éxito para España

EFE ·14/12/2007 - 10:35h

EFE - De izquierda a derecha, el presidente español, José Luis Rodríguez Zapatero, el ministro español de Exteriores, Miguel Angel Moratinos, el presidente francés, Nicolás Sarkozy, el primer ministro británico, Gordon Brown, su homólogo holandés, Jan-Peter Balkenende, y el ministro francés de Asuntos Exteriores, Bernard Kouchner, poco antes del inicio de la Cumbre Europea que se celebra hoy en Bruselas, Bélgica.

El jefe del Ejecutivo español, José Luis Rodríguez Zapatero, presentó hoy la elección de Felipe González para presidir el grupo de reflexión sobre el futuro de la UE como "un éxito para España" y confesó que ha sido, quizá, el momento más satisfactorio que ha vivido en los Consejos Europeos.

En la rueda de prensa organizada en Bruselas para hacer balance de la Cumbre Europea, Zapatero mostró su satisfacción personal tanto por el valor que tiene la decisión para España, como por su respeto y su aprecio personal al ex presidente.

La elección de González, subrayó, es "muy buena" para la UE, un éxito para España y "un gran reconocimiento a la figura, a la trayectoria y al peso político" del ex presiente.

Según explicó, la candidatura de González concitó desde el primer momento un "amplísimo respaldo entre los líderes del norte y del sur, de la derecha y la izquierda".

Como presidente y ciudadano español, se mostró "profundamente orgulloso" de que un ex presidente de su país reúna ese apoyo y consideró que en la decisión adoptada "hay mucho de reconocimiento" a la trayectoria de González.

A su juicio, para España esta decisión "debería estar muy presente en la memoria colectiva de todos los ciudadanos".

"La Unión Europea firmó ayer un nuevo Tratado que nos permite funcionar de manera mas eficaz; la UE ha decidido hoy no esperar a mañana, sino empezar a pensar en el futuro con este grupo de reflexión; y la UE ha dado una gran alegría hoy a España con el nombramiento de Felipe González", manifestó.

Zapatero dejó entrever que hubo conversaciones previas a la presentación oficial de la candidatura de González, iniciativa del presidente francés, Nicolas Sarkozy, que consiguió el apoyo de la canciller alemana, Angela Merkel, y, "enseguida", de Italia y también del Reino Unido.

Quiso agradecer también la disponibilidad para aceptar el cargo de González, con quien cenó anteayer para intercambiar opiniones al respecto.

"Una vez más ha tenido un actitud de disponibilidad para servir a Europa y, de manera muy singular, a su país, a España", señaló Zapatero, quien se encargó personalmente de llamar al ex presidente a las 12.30 para comunicarle la propuesta de la Presidencia portuguesa de la UE.

González, según explicó Zapatero, manifestó su "máximo interés" por realizar un trabajo "que deje a España a la altura que merecemos".

Zapatero se mostró convencido de que González realizará "la alta misión" que se le ha encomendado con la "profunda vocación de servicio público que le ha caracterizado a lo largo de su trayectoria política"

El grupo de expertos deberá preparar para junio de 2010 -bajo presidencia española de la UE- un informe con propuestas para que Europa afronte los retos del futuro, abordando cuestiones como la economía y la competitividad, el medio ambiente, la energía y la seguridad.

Zapatero no descartó que ese grupo analice también "la dimensión de Europa" en el futuro y sus fronteras, convencido de que González iniciará un proceso de diálogo con líderes y expertos europeos para incorporar el mayor número posible de elementos para la reflexión.

No obstante, quiso dejar claro que esa cuestión no se incluye expresamente en el mandato y apostó por dejar actuar a los expertos.

González, recalcó, será el encargado de dirigir "el pensamiento de la Europa que queremos para nuestros hijos y nietos".

Para ello contará con todo el respaldo del Consejo Europeo y también del Gobierno español, añadió Zapatero, quien auguró que su tarea será "extraordinariamente rica en contenido, creativa, y muy positiva para la UE" y que dirigirá un informe que marcará "por mucho tiempo" los grandes objetivos de la UE.

Preguntado sobre si esta elección puede afectar al futuro del Alto Representante para la Política Exterior y de Seguridad, el también español Javier Solana, Zapatero aseguró que, aunque se dirimirá en su momento, España tienen confianza en las cualidades y en el respaldo con el que cuenta Solana.