Viernes, 14 de Diciembre de 2007

Roxy Music, el eslabón perdido del pop británico

Un DVD recupera a un grupo ignorado en España e idolatrado en Europa

JESÚS MIGUEL MARCOS ·14/12/2007 - 21:00h

Portada del DVD.

España tiene deudas históricas con una serie de grupos que no pudieron germinar en el barbecho cultural que fue la dictadura franquista. Uno de ellos, quizás el caso más sangrante, fue ROXY MUSIC, una banda que en la década de los 70 arrasó en toda Europa, menos en nuestra piel de toro, más piel de toro que nunca.

La edición de este DVD que recupera gran parte de la historia audiovisual del grupo podría ser la oportunidad perfecta para la reconciliación. Este trabajo, recopilado por el guitarrista de la formación, Phil Manzanera, tiene sus puntos fuertes y débiles, pero en todo caso es altamente recomendable.

Entre los débiles, varios vídeos de con el sonido grabado. Un ligero desliz que sin embargo no logra ensombrecer el resto del repertorio, que recoge actuaciones de toda la carrera de Roxy Music, entre 1972 y 1982. Lo más interesante de este doble DVD es que documenta la evoución de un grupo que nació como paradigma del pop ‘arty’, a medio camino entre la crudeza hiperrealista de la VELVET UNDERGROUND y la electrizante pomposidad de T-REX, y terminó como grupo de rock con crooner al frente.

Es curioso como sus canciones más conocidas, al menos en nuestro país, coindicen con su última época. Temas como Avalon, The Main Thing o la balada clásica More Than This son mucho más reconocibles que cualquier otra composición suya, y eso pese a que pocos dudan que el punto álgido de la carrera del grupo coincide con los años 1972 y 1973. ¿Por qué?

Ferry-Eno, choque de egos

Sólo duró dos años, pero el tandem formado por Bryan Ferry y Brian Eno pergeñó los discos más excitantes de Roxy Music. Eran demasiado distintos y su personalidad era lo suficientemente fuerte como para que la relación no durara mucho, pero mientras duró fue exquisitamente fructífera.

Ferry ponía las canciones, Eno la experimentación. Ferry ponía la teatralidad, Eno el ruido. Ambos coincidían en querer llevar al pop a sus límites, pero daba la impresión de que avanzaban en direcciones opuestas. Los dos, como han demostrado en sus respectivas carreras, eran genios en lo suyo. y el cruce dio una genialidad aún mayor en dos discos, Roxy Music (1972) y For Your Pleasure (1973).

Las siete primeras canciones del DVD coinciden con ese período, cuando Roxy Music desparramaban un pop expresionista tan alucinado como contagioso. Un repertorio manchado por chorretones de color, como los que inundaban el escenario en forma de lentejuelas y maquillaje. Verles en esos años es verles en su momento más saludable. Luego mantendrían el listón alto, con influencias de la música disco y la canción melódica, hasta 1982, fecha en que publicaron su último disco.

El cantante

El héroe de este DVD de Roxy Music es Bryan Ferry, que, por cierto, amenizó la fiesta de inauguración de Público hace tres meses con un potente concierto. Su presencia escénica es brutal, así como su capacidad para reinventarse en escena una y otra vez, compitiendo con DAVID BOWIE por el título de camaleón del rock. No es sólo su voz profunda, sino una forma de cantar, heredera de BOB DYLAN y de LOU REED, que aumenta exponencialmente la potencia de cada verso. Un frontman a la altura de los más grandes.