Viernes, 14 de Diciembre de 2007

Las inmobiliarias se fusionan para sortear la crisis

Colonial negocia unirse a la francesa Gecina para diluir su deuda mientras Astroc aprueba absorber dos filiales

SUSANA R. ARENES ·14/12/2007 - 21:01h

Las peores perspectivas para el mercado inmobiliario han acelerado los planes de algunas promotoras para sortear la crisis. Colonial, controlada por el sevillano Luis Portillo, negocia su fusión con la francesa Gecina, propiedad de Joaquín Rivero y la familia Soler, dueña del equipo de fútbol del Valencia. Mientras, Astroc aprobó el viernes absorber sus filiales Landscape Rayet Promoción en la que esta última inmobiliaria estará al mando.

Colonial, por su parte, confirmó ayer las conversaciones para unirse a Gecina que desveló Cinco Días ayer y que convertirán a la fusionada en la segunda mayor inmobiliaria europea. Aunque Colonial puntualizó que las negociaciones son "preliminares", todo apunta a que la operación rodará deprisa porque es muy provechosa para Portillo y Rivero.

Para el promotor sevillano, protagonista de las compras inmobiliarias más sonadas en los últimos dos años, supone diluir la deuda de 8.934 millones y poder afrontar mejor los pagos en un momento de restricción máxima de los créditos a inmobiliarias.

Para Joaquín Rivero, fundador de la nueva Metrovacesa (hace cinco años controlada por BBVA), y su socio Bautista Soler la fusión supone salvar el conflicto abierto con el supervisor del mercado francés, la AMF, que les acusa de concertación para tomar el control de Gecina. Este enfrentamiento también ha acelerado la negociación.

Con la fusión, Colonial huirá del riesgo del ladrillo español, ya que la compañía resultante será más francesa que española, con un 66% del negocio en el país vecino. Además, la promoción de pisos se reducirá al 10% de la actividad para enfocarse en los edificios de oficinas en alquiler.

Evitar luchas de poder

Lo que Rivero quiere evitar a toda costa es otra guerra fratricida en el accionariado como la que mantuvo con los Sanahuja en Metrovacesa y que provocó la segregación del grupo.

En cuanto a Astroc, el viernes quedó claro que la refundación del símbolo de la burbuja inmobiliaria estará capitaneada por Rayet, controlada por Félix Abánades, que pasará de tener el 10% al 40,3% de la nueva compañía, aunque pedirá al supervisor de la bolsa que le exima de lanzar una oferta de compra por el 100% .

Mientras, el fundador Enrique Bañuelos, en franca retirada, tendrá el 17% frente al 31% y la familia Nozaleda bajará su peso del 24,9% al 17,9%. La nueva Astroc valdrá, por activos, 3.420 millones, 262 millones más que en la valoración realizada en septiembre por la inclusión de algunos terrenos más.

Tremón suspende su salida a bolsa

El temor a un fiasco por falta de inversores ha forzado al promotor inmobiliario Hilario Rodríguez Elías a cancelar la salida a bolsa de su empresa, Tremón, que antes había aplazado al próximo día 19. Ni Tremón ni las entidades colocadoras de las acciones (entre las que figuraban Banco Pastor, la CAM, Bancaja y Renta 4) ven las "condiciones adecuadas" y culpan al mercado por "no discriminar suficientemente" los distintos modelos de inmobiliarias en momentos de parón.

Sin embargo, algunos de los activos que Tremón contabilizaba ni siquiera estaban en su poder, como es el caso de varios terrenos que compró por 93 millones a Arenal, una inmobiliaria implicada en la Operación Malaya, así como dos sociedades que no había abonado a Cajasur.

Noticias Relacionadas