Viernes, 14 de Diciembre de 2007

Zapatero confía en una reducción de los precios a partir de mediados de 2008

EFE ·14/12/2007 - 17:31h

EFE - Un ganadero de ovino durante las declaraciones a Efe sobre la crisis del sector productor de leche ante los altos costes de producción y el bajo precio del producto.

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, expresó hoy su confianza en que, a partir de mediados del próximo año, haya una contención y reducción de los precios en España, y se mostró convencido de que el país seguirá creciendo económicamente.

Zapatero hizo estas consideraciones en la rueda de prensa en la que informó del desarrollo del Consejo Europeo de Bruselas, al ser preguntado por el dato del IPC en España correspondiente al pasado mes de noviembre, que aumentó siete décimas y elevó la tasa interanual al 4,1 por ciento.

El jefe del Ejecutivo dijo que "es bien conocido" que la evolución de los precios en todo el mundo, no sólo en España, es consecuencia de la evolución del precio del petróleo y de los cereales.

Por ello, a su juicio, lo importante es medir cómo está España en cuanto al diferencial de inflación con el resto de los países europeos, que recordó que se mantiene estable.

"Confiamos en que haya una estabilidad de la evolución de los precios y esperamos que la evolución sea de contención y de reducción a partir de mediados del próximo año", dijo Zapatero.

Además, recordó que en la pasada legislatura hubo cinco ocasiones en las que el IPC estuvo en el 4 por ciento o por encima de esa cifra.

Preguntado por la posibilidad de que ante la evolución de la inflación recomiende una moderación de los salarios, el presidente del Gobierno se limitó a señalar que la mayoría de los trabajadores cuenta con una cláusula salarial establecida por convenio que fija revisiones en función del IPC.

También recordó que los pensionistas tienen garantizada por ley la revisión de sus pensiones.

Pese a la evolución de los precios, insistió en que la economía española seguirá creciendo por encima de los países europeos, creando empleo e incrementando la renta familiar disponible.

"Si, además, se modera la subida de precios y la inflación, será una aportación muy importante", añadió el presidente del Gobierno, quien se refirió también a la salud de las cuentas públicas en España y recalcó que se trata del único país de los más potentes del mundo que tiene un superávit cercano al 2 por ciento.