Viernes, 14 de Diciembre de 2007

Duras discusiones retrasan el acuerdo en Bali

EEUU y la UE se enfrentan por las emisiones, y el G-77 denuncia "presiones"

MARÍA GARCÍA DE LA FUENTE ·14/12/2007 - 19:41h

La presidencia de la Conferencia de Cambio Climático que se celebra en Bali (Indonesia) decidió a la una de la madrugada hora local (seis de la tarde, hora peninsular) aplazar la votación del documento final hasta las ocho de la mañana de hoy sábado, debido a la lentitud de las negociaciones, que todavía no habían llegado a uno de los temas más espinosos: las cifras.


Gran parte de las discusiones en pasillos y corrillos a lo largo de las dos semanas de Conferencia se han centrado en un párrafo peliagudo sobre cifras. La Unión Europea ha defendido desde el principio la inclusión de la reducción de emisiones entre un 25% y un 40% para los países desarrollados en 2020, pero EEUU parece tener alergia a las cifras porque, a su juicio, "condiciona y prejuzga los acuerdos futuros". Canadá y Japón secundaban esta postura.


Las quejas del G-77
Los estadounidenses sólo querían incorporar reducciones "de la mitad de las de 2000 a mediados de siglo". Por su parte, el G-77, en el que se incluyen China e India, denunció que había recibido "presiones y amenazas" por parte de EEUU de posibles sanciones comerciales si no aceptaba un compromiso de reducción de emisiones. China es ya el mayor emisor de CO2 del mundo.


Para poder cerrar un acuerdo sobre la agenda a seguir hasta 2009 y alcanzar así un pacto que releve a Kioto, la presidencia de la conferencia creó un grupo de trabajo de 40 miembros. A última hora de ayer en España (madrugada en Bali) se formó un grupo de 12 miembros para intentar agilizar la reunión, aunque luego cada uno debía reportar a sus respectivos grupos.

Noticias Relacionadas