Viernes, 14 de Diciembre de 2007

Los países con tropas en el sur de Afganistán abordan la necesidad de "compartir la carga"

EFE ·14/12/2007 - 18:53h

EFE - Fotografía de familia de los asistentes a la cumbre de responsables de Defensa y Exteriores de paises con presencia militar en Afganistán reunidos en Edimburgo, Escocia.

Los responsables de Defensa de países con tropas en el sur de Afganistán, entre ellos EEUU y el Reino Unido, abordaron hoy en una reunión en Edimburgo la necesidad de "compartir la carga" para garantizar la seguridad en ese país.

Al término de la cita, que tuvo lugar en el complejo militar de Craigiehall, cercano a la capital escocesa, el titular británico de Defensa, Des Browne, confirmó que "la cuestión de compartir la carga estuvo sobre la mesa", en declaraciones de las que se hace eco la agencia británica de noticias PA.

"Todos hemos sido francos y honrados sobre ello", añadió Browne que aseguró no recordar que su colega australiano, Joel Fitzgibbon, hubiese advertido en la reunión de que su país no enviaría más tropas a Afganistán hasta que naciones europeas, como España y Alemania, incrementasen su compromiso, como se ha planteado en algunos medios.

"Necesitamos más ayuda y asistencia, pero aún así estamos haciendo progresos significativos", indicó el ministro británico, anfitrión de una reunión en la que se dieron cita los responsables de Defensa y Asuntos Exteriores del Reino Unido, EEUU, Canadá, Australia, Dinamarca, Holanda, Estonia y Rumanía.

El secretario de Defensa de EEUU, Robert Gates, presente en la reunión, se había declarado esta semana "frustrado" y "decepcionado" por la insuficiencia de los esfuerzos de los aliados de la OTAN y de la Unión Europea (UE) por garantizar la seguridad en Afganistán.

Estados Unidos tiene aproximadamente 26.000 tropas en Afganistán, una cifra similar a la que tienen otros miembros de la OTAN en conjunto.

El Reino Unido es el país, al margen de EEUU, con más soldados desplegados en territorio afgano, un total de 7.800, el grueso de los cuales se encuentran en el sur, la zona más peligrosa del país.

Un pequeño número de manifestantes contrarios a la guerra se concentraron fuera del complejo donde se celebra la reunión bajo fuertes medidas de seguridad.